La increíble historia del actor Michael J. Fox - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 21 Nov 2020 10 días atrás

La vida del actor de Hollywood Michael J. Fox está cargada de resiliencia. Le declararon Parkinson a principios de 1990 con 29 años, al poco tiempo de estrenarse la tercera parte de "Volver al Futuro". Pero recién hizo público su diagnóstico en 1998, durante la tercera temporada de la exitosa serie de televisión "Spin City". 

Luego se retiró en 2000 y tuvo breves reapariciones en "Boston Legal", "Rescue Me" y en "The Good Wife", en la que interpretó a Louis Canning durante 26 episodios. Hoy está dedicado a la escritura: la semana pasada publicó su cuarto libro de memorias.

Al presentar "No Time Like the Future" ("No hay tiempo como el futuro"), Fox habló de su rol como escritor: "Mi habilidad con la guitarra no es buena. Mi dibujo ya no es bueno, mi baile nunca fue bueno y actuar se está volviendo más difícil. Así que todo se reduce a escribir. Afortunadamente, realmente lo disfruto". El día en el que expuso su drama personal se convirtió en un ejemplo a seguir. Superó su momento más oscuro y recuperó su optimismo innato.

Ver: Michael Fox volvió al futuro con Marty McFly para advertir sobre el 2020

Cerca ya de los sesenta años, Fox vive un momento plácido rodeado de sus cuatro hijos y su esposa Tracy. "Mi vida es tranquila, paso por un buen momento", confiesa el intérprete. "La gente no me cree, pero amo la vida. Amo no tener que hacer un montón de cosas inservibles que solía hacer, porque no tengo tiempo ni energía".

Cerca ya de los sesenta años, Fox vive un momento plácido rodeado de sus cuatro hijos y su esposa Tracy. "Mi vida es tranquila, paso por un buen momento", confiesa el intérprete. "La gente no me cree, pero amo la vida. Amo no tener que hacer un montón de cosas inservibles que solía hacer, porque no tengo tiempo ni energía".

El actor, que se convirtió en una estrella gracias a interpretación de Marty McFly, dio a conocer la semana pasada que su condición había comenzado a afectar seriamente su capacidad para hablar con claridad y aprender sus líneas. "Mi memoria a corto plazo está destruida", reconoció a la revista People. Y anunció que el avance de la enfermedad en su cuerpo lo obligaba a alejarse nuevamente de los set de rodaje: "Si este es el final de mi carrera como actor, que así sea".

Ver: Dolor en Hollywood: Michael Fox no volverá actuar

Como ídolo adolescente en la relativamente conservadora década de 1980, Michael J. Fox proyectaba una imagen de bienestar y era un ejemplo para muchos jóvenes. El actor de baja estatura y cara de bebé siempre parecía mucho más joven de la edad que tenía y sus personajes rara vez se involucraban en una pelea o en una escena de sexo en la pantalla. Sin embargo, lejos de las miradas indiscretas, Fox era un adulto que tenía un comportamiento de esa edad, como fumar cigarrillos.

Michael J. Fox se casó en 1988 con la actriz Tracy Pollan. Ambos disfrutan de un inusual y longevo matrimonios para los parámetros de Hollywood. Su romance de la vida real llegó después de uno en la ficción, pero no fue de inmediato. En 1985, Pollan había conseguido un papel en "Family Ties" como Ellen Reed, que cortejaba al personaje de Fox. Pero en aquellos años, Pollan estaba en una larga relación con Kevin Bacon, y Fox se había comprometido con la estrella de "The Facts of Life", Nancy McKeon.

A los 29 años y en pleno éxito, Michael J. Fox recibió la devastadora noticia de que tenía Parkinson en 1991. "Honestamente, mi primera reacción fue: "'Cometiste un error, no eres consciente de quién soy'", admitió el intérprete en una entrevista a la revista Closer Weekly. "Simplemente pensé: 'Esto es absurdo'".

La estrella hizo frente a la dura noticia recurriendo al alcohol. "Respondí bebiendo demasiado", recordó. "Bebí para borrarlo, para que se desapareciera". Comenzó a aislarse y escondía las botellas para que su esposa no lo supiese. Su estado de abandono y profunda tristeza le generó problemas en su vida personal: "Causó tensión en mi matrimonio, que siempre había sido asombroso".

Fox relató que se dio cuenta por primera vez de que algo estaba mal en 1990 cuando se despertó una mañana y notó que su dedo meñique de su mano izquierda se movía incontrolablemente. No le dio importancia.

No sería hasta 1991 cuando un neurólogo le informó que tenía Parkinson, un trastorno neurodegenerativo que puede causar problemas cognitivos graves.

Con "Family Ties" y "Spin City" en su curriculum, cualquier regreso de Michael J. Fox a la pantalla chica estaba destinado a ser un gran éxito. Fue particularmente agitado a principios de la década de 2010, cuando Fox decidió volver a la rutina de hacer un programa de televisión cada semana después de dejar "Spin City" en 2000, cuando los síntomas de su enfermedad hicieron que ese trabajo fuera demasiado agotador físicamente. En 2012, Fox se asoció con el escritor de Easy A, Will Gluck, para desarrollar una sitcom. Según Vulture, se produjo una guerra de ofertas entre ABC y NBC. El primero le ofreció el primetime, mientras que NBC le dijo a Fox que podía filmar el programa en Nueva York donde vivía (no en Los Ángeles), y que le harían un pedido completo de 22 episodios de inmediato, sin grabar un piloto. Fox se fue con NBC, y en septiembre de 2013, debutó con "The Michael J. Fox".

En sus nuevas memorias, "No Time Like the Future", que salieron a la venta 17 de noviembre, Michael J. Fox reveló que tiene la intención de retirarse de la actuación una vez más. La enfermedad le está pasando factura."Mi memoria a corto plazo está destruida y actuar se está volviendo más difícil", se sinceró.

Su condición comenzó a afectar seriamente su capacidad para hablar con claridad y aprender sus líneas. "Hay un tiempo para todo, y mi tiempo de dedicar una jornada laboral de doce horas y memorizar siete páginas de diálogo es mejor dejarlos atrás", escribió Fox. "Al menos por ahora... entro en un segundo retiro. Eso podría cambiar, porque todo cambia. Pero si este es el final de mi carrera como actor, que así sea".

Además de padecer Parkinson, recientemente el artista contó que hace dos años un tumor en la médula y un accidente doméstico le hicieron caer en una profunda tristeza. "Fue definitivamente mi momento más oscuro", se sinceró. En el tiempo que tardó en recuperarse físicamente, Fox llegó a comprender que "el optimismo está arraigado en la gratitud".

Fuente: Infobae

Ver: "Volver al Futuro" cumple 35 años, un éxito que estaba destinado al fracaso