Damián Betular, el jurado más querido y más nombrado - Mendoza Post
Miércoles 15 Sep 2021 7 días atrás
porGabriela Moreno
Periodista

Damián Betular se ha transformado en uno de los personajes queridos de la televisión argentina, independientemente de si es un pastelero estrella o el jurado carismático de "Bake Off" o "MasterChef" por Telefé, programa al que llegó para reemplazar a Christophe, que en 2020 cambió de canal.

Es carismático, simpático y da siempre un poco más que cualquiera de los otros jurados de los realities de cocina. Baila, corre, ayuda, salta, gira, se emociona, pone los puntos sobre las "ies" con una paciencia impecable y pone caras, de esas que son ideales para generar memes. 

Si entramos a las cuentas de redes sociales de Betular, lo primero que vamos a ver son las delicias que prepara en los lugares para los que trabaja, todo armoniosamente decorado y prolijamente presentado. 

Difícilmente se lo vea en medio de alguna pelea, pero genera títulos, sean ciertos o no. Uno de los últimos fue que tenía una mala relación con su nueva compañera de jurado Dolly Irigoyen, que se venía viendo durante las grabaciones de "Bake Off".

Ante esto "Betu" -como le dicen cariñosamente sus seguidores- salió a hablar, sin problemas. "Fue mi maestra mucho tiempo, trabajé con ella muchísimo. Dolli me sigue dando consejos para un montón de cosas, me reta, discutimos, charlamos. Tenemos una relación hermosa, como la que cualquiera tendría con una mamá, que se aman pero a veces te peleás. Yo la quiero mucho a Dolli, es la mamá pollo, es una amiga", dijo en el programa radial "Por si las moscas".

Por otra parte, a horas de que comenzara la nueva edición de "Bake Off", el chef  Osvaldo Gross le tiró uno que otro dardo a Damián. "Es un buen pastelero pero hay cientos como él en Argentina. Eso es lo malo de los realities, que muchas veces se empiezan a crear estrellas a partir de la aparición en la pantalla abierta y hay mucha gente súper talentosa que hace el trabajo muy anónimamente. A ellos les cuesta mucho más abrirse camino, inaugurar un negocio, triunfar y demás. Desde ese punto de vista, es muy injusto para ellos. 

"Pero a veces ese endiosamiento trae mucho descontento en gente que labura mucho y precisa un mimo. No todo se tiene que concentrar en tres o cuatro cabezas", le dijo a María Florencia Pérez de Clarín Gourmet el chef que fue profesor de Betular.

El gran pastelero nació en Dolores, Provincia de Buenos Aires, tiene 37 años, es soltero y de chico decía que quería ser ingeniero. Por eso sus padres lo inscribieron en un colegio técnico, que hizo en cinco años en vez de seis. Pero cuando terminó dijo que se iba a Buenos Aires a estudiar gastronomía.

En su casa sabían que iba a funcionar, porque desde muy pequeño su madre, que era la que horneaba, le encargaba que le anotara las recetas de cocina que pasaban en la tele. Desde ese momento empezó a descubrir la pastelería. 

Estaba algunos días en Buenos Aries y otros volvía a la casa de sus padres, donde su mamá tenía una mercería y su papá trabajaba como carpintero. Y él, ayudaba. 

Luego viajó por Estados Unidos, Inglaterra, Japón, México, Estados Unidos, Colombia, Brasil, Chile, para sumar conocimientos. Trabajó en varios restaurantes, mirando a otros cheff, hasta que comenzó a trabajar con Pamela Villar, otra de las jurados de "Bake Off", y fue cuando empezó con los postres.

Villar fue la que pensó en él para los realities y fue "MasterChef" el que le hizo dar el paso al pedido de selfies en la calle, aunque vaya con barbijo y gorra.  Ha dicho que sabe que la fama es efímera, que él cumplió su sueño cuando llegó a Buenos Aires para estudiar gastronomía. Pero que quizás algún día le gustaría tener un pequeño hotel en el sur, de pocas habitaciones, donde pueda encargarse de todo.

Te puede interesar El lunes 20 se estrena "La 1-5/18" la nueva tira de Polka

Sus imágenes abundan en redes sociales, utilizadas para manifestar algo con memes o sensillamente para halargo o brindarle cariño. Ha dicho recientemente que tiene pocos amigos, entre los que están Germán Martitegui y el actor Humberto Tortonese. Pero si algo tiene en abundancia son seguidores. 

Esta nota habla de: