Vargas Arizu: "Venimos a limpiar la política" - Mendoza Post
Vargas Arizu: "Venimos a limpiar la política"

El precandidato a senador nacional que competirá en la interna fija posición ante los candidatos oficialistas.

Vargas Arizu: "Venimos a limpiar la política"

Miércoles 1 Sep 2021
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

El bodeguero Rodolfo Vargas Arizu se pone en guardia si lo cuestionan, pero en su ánimo trasciende una convicción para responder todo lo que le pregunten. Votó a Mauricio Macri pero dice que el gradualismo aplicado por el referente del Pro, siendo presidente, al final le jugó en contra. 

Es el precandidato a senador nacional por Cambia Ya! agrupación compuesta por empresarios y referentes políticos de extracción demócrata. Competirá en las elecciones PASO con los candidatos gubernamentales de Cambia Mendoza. Dice que él ha llegado a la política partidaria para sanar lo dañado y para cumplir con el mandato de Juan Bautista Alberdi.

Se le nota que atraviesa una época de legado. "Tengo a mis cuatro hijos grandes y son profesionales", detalla dando a entender que este es su momento de intentar aplicar "la derecha" en la organización del Estado. Y en ese tren apunta como empresario vitivinícola que se debe debatir qué hacer con la escasez de agua y señala que hay que remozar la administración del recurso hídrico para hacerlo más eficiente, tanto con canales como riego presurizado. Es decir, para él ha llegado el momento de la reconversión del riego y a la par recrear la cultura del agua.

Se presenta así en entrevista para el POST: "En la política soy extra virgen como el aceite de oliva. Lo mío es el mundo empresario y la actividad gremial empresaria. He sido presidente de la Cámara de Comercio Exterior durante 15 años e integrado las conducciones de Pro Mendoza y de la Bolsa de Comercio de Mendoza, de la Cámara de Exportadores Argentinos y la Federación de Cámaras de Comercio Exterior de todo el país. Soy licenciado en Enología y Frutihorticultura con una especialización en Economía. Siempre me interesó la cosa pública y hemos hechos millones de estudios y hemos tenido millones de reuniones con gobernadores, presidentes y ministros y muy pocas cosas se han llevado a cabo y dada las condiciones del país con un grupo de empresarios y somos liberales, o sea la pata derecha de Republicanos Unidos".

- ¿Qué quiere decir que son la "pata derecha" de Republicanos Unidos?

- Nosotros somos de derecha, ni de centro, ni izquierda. Somos netamente de derecha. A un país lo sostienen la centro derecha y la centro izquierda, se disputan el poder y la administración del poder. Dadas las circunstancias ninguno tiene la razón. Por eso estamos en este frente porque yo me considero más liberal que (Alfredo) Cornejo, (Julio) Cobos y (Rodolfo) Suarez. Ellos han construido la política desde la política misma.

- El centro es lo que sostiene a un país y es donde confluimos todos.

- El centro es lo que nos une. La defensa de la república y la democracia. Ahí confluimos.

- ¿Ustedes qué quieren hacer desde la política pública?

- Nosotros queremos construir una política diferente con una idea emprendedora y empresaria. El político tradicional lo que quiere es regular, prohibir y controlar. Nosotros queremos alentar a los inversores a las pymes y que dos o tres amigos se junten y hagan una pyme. Porque el trabajo privado es el único que aumenta capital, la política es una administración y esa administración está ahogando a la parte productiva.

A días de las PASO, votá en la encuesta y anticipá el resultado en Mendoza

- ¿Cuándo hizo el clic para pasar de la política empresarial pasar a la política partidaria?

- El año pasado me vinieron a ver Sergio Miranda y Carina Ganam que venían con un mandato de Ricardo López Murphy al cual conozco hace más de 20 años y tengo mucho respeto. Hasta ese momento no había encontrado el vehículo para hacer nuestra intervención. Ahora sí lo tenemos y nos planteamos qué haríamos y decidimos participar de las PASO y no le pedimos nada a nadie para esto. No somos funcionales al populismo. Creo que todos nos tenemos que defender del populismo y luego comenzar a gobernar para ser positivos.

- ¿Qué entiende por populismo?

- Para distribuir algo hay que producir. No puede ser que una rama de la sociedad sea la que produce y otra rama se quede con el 80 por ciento y reparte el resto sin sacar a la gente de la pobreza, es dar sin un trabajo de por medio. Eso es populismo. Es una idea que viene desde 1935 cuando se interrumpió por primera vez la Constitución de 1853. Hasta ese momento el país había crecido a tasas 5 y 6 por ciento por año. Pero a partir de 1983 con el retorno de la democracia plena el peronismo y el populismo bombardearon cualquier gobierno que no fuera de ellos al punto de hacer renunciar a (Raúl) Alfonsín y derrocar a (Fernando) De la Rúa. O sea lo que llamamos "centro" donde se defiende la constitución, la democracia, la república donde la ética coincide con la ley y donde los fondos públicos no son utilizados para ganar votos y usar a la gente. Todo se fue dando de distintas maneras. Por ejemplo el pasado gobierno de (Mauricio) Macri que pretendía ser de derecha terminó siendo lo mismo. El populismo quiere que el pobre la pase bien y por eso se la pasa regalando, ya sea comida, ropa y hasta viajes en avión. La idea es que la pasen bien pero no sacar a la gente de la pobreza.

- ¿Cómo se elimina la pobreza?

- Eliminando el flagelo de la inflación que es un problema monetario. Donde todos los gobiernos gastaron más de los ingresos, asistidos con la creación del Banco Central en 1935.

- ¿Para usted no debería existir el Banco Central?

- Podría existir para hacer política monetaria pero que no sea el último eslabón para asistir al país. La política en general no tiene responsabilidad por sus actos porque el Banco Central aporta lo que falta. Y todo se paga con pobreza, decrepitud del país y con la salida de las empresas internacionales, y las que son de aquí se quedan y no valen nada. Y se termina pagando con la idea de nuestros hijos de querer irse del país, así se paga la inflación.

Jiménez: "Queremos instalar la demanda de las 6 horas de trabajo"

- ¿Por qué dice que este cambio empezó en Mendoza con Cornejo y Suarez?

- Empezó con ellos porque tienen algún coraje para enfrentarse a la Nación pero se animan tímidamente a hacer los cambios que se necesitan. A ese ritmo deberíamos esperar 300 años. Queremos aportar lo que hace falta y en el tiempo necesario.

- ¿Entonces qué hay que hacer?

- Un primer escollo es la coparticipación federal que hay que cambiarla. Nosotros somos autónomos, no debemos pensar en cómo le irá al gobernador en Buenos Aires. Que los municipios cobren los impuestos y que desde ahí que se coparticipe a la Provincia y de ahí a la Nación. Cuando bajés un IVA a valor razonable y lo cobre el municipio, esa parte del Estado estará apoyando a las empresas. Pero como hoy está estructurado todo es más conveniente ser amigo del presidente y dejar de lado el federalismo.

- Se nota mucha mendocinidad en la campaña de las fuerzas que competirán en estas elecciones.

- Mendoza es uno de los lugares del mundo mejores para vivir, lo digo porque yo he viajado por el mundo. Tiene una de las características que la he visto en otros pocos lugares. Aquí las personas de altos y medios recursos, tienen las mismas actividades y comparten los espacios. Por ejemplo comen en los mismos restaurantes, o sea no hay lugares prohibitivos. En otros países o ciudades cuando la gente cambia de nivel social también cambia de amistades y vínculos. Eso en Mendoza no pasa y eso hace que sea un lugar muy agradable. Además no somos despectivos, nosotros compartimos casi todas las ideas con Milei pero no las formas. Nunca podrás sentarte a negociar con alguien después de haberlo insultado.

Sergio Miranda: "El pensamiento de López Murphy y de Milei son idénticos"

- ¿Quién garantiza que usted no llegará al Congreso sólo para defender los intereses de su sector?

- Yo seguro que haré lobby para mi sector, pero el lobby bien entendido. Pero no soy solo yo hay 60 empresarios, emprendedores y profesionales de distintos sectores que decidimos meternos para hacer esto. No me vengo a ensuciar, vengo a limpiar la política y le voy a taladrar la cabeza a quien deba para que se tomen medidas en base a estos ejes como política de estado: política monetaria, coparticipación federal y la seguridad. 

- ¿Por qué nadie habla de la crisis hídrica en la campaña?

- Nosotros si hablamos. El agua debe ser una de las políticas de estado importante porque todo lo hecho en Mendoza es a base de agua. Cuando uno habla de vino o de fruta, es la transformación del agua a través de un trabajo. Según dicen los expertos será un problema para Mendoza, habrá menos nevadas y más lluvias en alguna época. Seguramente habrá que hacer obras de infraestructura importantes, bien pensadas, y distintas. Por ejemplo Potrerillos está a la mitad porque se va llenando con lodo por su uso de 20 años; entonces hay que hacer dos diques aguas arriba. El 80 por ciento del agua es para uso agrario. Nos tenemos que hacer estas preguntas todos los mendocinos: primero, ¿Qué vamos a regar? Y segundo, ¿Cómo vamos a regar? En la primer pregunta no tengo una respuesta definitiva, y en el segundo interrogante hay que tener en cuenta que sólo el 10 por ciento se hace riego tecnologizado y el resto se hace por riego a manto donde se pierde mucha agua. Entonces hay que hacer una gran inversión con una política de estado que permita que se haga una conversión a riego presurizado en las fincas en un plan de 10 años. Además hay que ampliar la impermeabilización de canales porque desde que está Potrerillos se produce el efecto de aguas claras que se filtran con más facilidad hacia el subsuelo. En esto Irrigación tiene que tener los fondos necesarios para estas obras para el agua y no ser una caja recaudadora para la política. Ahí hay que intervenir porque Irrigación tiene que ser un ente autónomo y con funcionarios de alto nivel técnico y no tiene que ser subyugado por el gobierno de turno.