Marisa Uceda: "Celebro que Suarez haya recibido a Anabel" - Mendoza Post
Domingo 9 May 2021
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Aunque en el Senado de la Nación están representadas las provincias, en la Cámara de Diputados los legisladores también están allí por decisión de sus coterráneos. Hay quienes tiene más actividad legislativa y quienes tienen menos, algunos son más mediáticos y otros cultivan un perfil más bajo. Sin embargo, a la hora de votar un proyecto de ley, cada voto vale uno.

Los proyectos de ley que se votan en el recinto nos cambian la vida a los argentinos, para bien o para mal y sobre la actividad y pensamiento de cada legislador, a veces sabemos más o menos. Porque algunos son muy trabajadores y otros no tanto; los hay más mediáticos y los que cultivan un perfil más bajo. Están los diputados más nuevos y los que parecen atornillados a sus bancas.

Entre quienes ingresaron más recientemente a la Cámara está Marisa Uceda. Es abogada, tiene 42 años y fue en la boleta del Frente de Todos por Mendoza. Es peronista. La coyuntura actual y desde que asumió, también se le puede conocer su pensamiento porque suele participar en las redes sociales opinando o criticando sobre diversos temas.

- ¿Cómo recibió el fallo de la Corte que le dio la razón a la Ciudad de Buenos Aires sobre las clases presenciales?

- Con la misma preocupación que venimos recibiendo otras actitudes de la Justicia. Entiendo que la Corte cruzó un límite complicado que pone en jaque el funcionamiento institucional. Pretender darle a CABA una autonomía absoluta y es una falacia porque ninguna provincia la tiene. Pero más pone en riesgo el funcionamiento general de la República debido a que el Poder Ejecutivo tiene la facultad para poder ordenar y tener el poder de policía en situaciones excepcionales. Las provincias delegaron poder en la Nación. Por lo tanto, lo que hizo la Corte fue quebrantar el sistema institucional y autodenominarse como un poder cogobernante. Son personas y funcionarios a los que nadie elige, porque si algo tiene el Poder Judicial de nuestro país es que nadie fue elegido por el pueblo y ahora se pusieron a gobernar. Con el agravante que dos jueces de esta Corte en su momento buscaron ser nombrados por un DNU (del entonces presidente Mauricio Macri) que no estaba justificado. Sin embargo, ahora pusieron en cuestionamiento el ejercicio legítimo del Presidente de dictar DNU siendo que justamente la Constitución se lo autoriza en situaciones de emergencia, como lo es la pandemia. Entonces, cuando nos dicen que la Justicia no es un tema de agenda de los ciudadanos, me preguntaba si esta Justicia que pone en jaque al Poder Ejecutivo y que además les va a hacer pagar más caros los servicios de conectividad esenciales, ¿no le está afectando la vida a la gente? Es un debate que nos tenemos que dar en profundidad porque es muy grave lo que está ocurriendo.

- ¿Considera que deberían ampliar el número de miembros de la Corte?

- En cuanto a la ampliación tengo muchas contradicciones, incluso con compañeros de mi propio espacio. Creo que como está, no funciona: es lenta, tarda cuanto quiere; es extorsionadora. Pero he escuchado que sería bueno que haya 15 jueces, pero para mi no.

- ¿Qué evaluación hace sobre la gestión de la pandemia de Alberto Fernández?

- Siempre digo que es muy cómodo para quienes no nos tocó gestionar hacer evaluaciones. Lo primero que voy a hacer, es reconocerle  desde el presidente, gobernadores y hasta el último intendente del país haberse puesto delante de la gestión; después vamos a tener diferencias sobre cómo se gestionó en un lugar o en otro. Creo que el gobierno de Alberto Fernández, con muy pocas herramientas, porque asumió en diciembre de 2019 con una situación económica que no es ajena nadie, una crisis financiera muy fuerte, una inflación descontrolada, una deuda impagable, ministerios con presupuestos subejecutados, contrataciones con privados que eran ridículas con una transferencia brutal hacia los sectores de la economía más concentrados... Y en ese contexto, llegó la pandemia. Y logramos no tener índices de mortalidad importante, aunque sean muchos. Porque cuando uno mira la región la Argentina no está mal posicionada. Además, el gobierno respondió con el IFE, con los ATP y con créditos a tasa cero. Además, fueron contratadas rápidamente 67 millones de vacunas que se han demorado, me parece una canallada que culpen al Poder Ejecutivo cuando es un tema mundial. Deberían preguntarle a Alemania, España e Italia cómo la están pasando con el coronavirus. Nosotros hemos apostado fuertemente a la ciencia y nos han reconocido internacionalmente por los barbijos, el suero, el plasma; se está produciendo la Sputnik, ahora se va a comenzar a producir la Sinopham. Entonces, siempre se podría haber hecho cosas mejores, seguramente hay un montón de críticas, pero con la perspectiva que te da el tiempo la gestión de Alberto Fernández va a ser muy valorada.

- ¿Y Rodolfo Suarez en Mendoza?

- El gobernador comenzó con un estilo pero después se dejó contaminar por algunos integrantes de su espacio.

- ¿Quiénes serían?

- En realidad, son los muy radicalizados que no hace falta que yo diga nombres. Ellos politizaron rápidamente la pandemia. El gobernador comenzó con una situación de diálogo, de hecho, nos convocaba y también dialogaba con el Presidente. Luego entendió que electoralmente le rendía esta posición dura que para mi perjudica a la provincia. Además, tuvo un discurso falaz porque dice que nos discriminan, pero en los registros Mendoza es la provincia de Cuyo más beneficiada económicamente entre los ATP, Repro y créditos que en total fueron 397 millones de pesos, más los 16 millones en IFE. Además, hace más de dos semanas el ministro de Producción, Matías Kulfas, firmó un convenio para que en la provincia se generen más de mil puestos de trabajo con ayuda de aportes contributivos de la Nación. También ha venido Jorge Ferraresi (ministro de Hábitat) con un plan de viviendas y la semana pasada el intendente de Luján, Sebastián Bragagnolo, firmó con Anabel Fernández Sagasti y Gabrieli Katopodis (ministro de Obras) un convenio que es fundamental para llevarles a los lujaninos agua y cloacas. Por lo tanto, creo que no estuvo bien cómo el gobernador decidió transitar la segunda ola. Pero ahora, celebramos esta instancia de diálogo que se abrió, porque la política también es la necesidad de dialogar entre todas las fuerzas que conviven en democracia. Creo que le hace muy bien a la situación de Mendoza, sobre todo porque es una propuesta para mejorar. Nos enorgullece mucho que la senadora Fernández Sagasti se haya comunicado personalmente con el gobernador para acercarle la propuesta. También celebramos que Rodolfo Suarez la haya recibido y esperamos que la evaluación sea positiva y permita avanzar sobre un plan para la provincia. Por lo tanto, el diálogo siempre tiene que ser la opción y en momentos de crisis como los que estamos atravesando, además debe ser una necesidad.

- ¿Considera que una vez que comencemos a volver a la normalidad, con la mayor parte de población inmunizada contra el Covid, podremos salir de la crisis económica, con puestos de trabajo formales y crecimiento?

- No tengo dudas y también hay señales, no es una cuestión de fe. Al leer algunos informes económicos y a veces de personas bastante lejanas al gobierno, como Carlos Burgueño que tiene buena información y análisis, que dicen que técnicamente la Argentina ya salió de la recesión porque los niveles de consumo están creciendo. La Universidad de Avellaneda consignó que la producción industrial y manufacturera de este año, con la crisis que tenemos, son aún mejores que los de 2018, 2019 y 2020. Además, la construcción está creciendo y hace pocos días se lanzó un plan para finalizar 55 mil viviendas. Hay una decisión fuerte de apostar a este sector, porque cualquiera que pasó por una universidad de Ciencias Sociales y leyó un capítulo de John Keynes sabe que si se le quiere meter plata a la economía de un país hay que apuntar a la construcción porque genera una cantidad de empleos enorme. Por ello, el año pasado sancionamos una ley de créditos hipotecarios flexibles a una tasa subsidiada que logrará reactivar la actividad. Pero también creo que la Argentina conseguirá la inmunización, tal vez no en el tiempo que queríamos, pero más rápido que otros países de la región. Por ejemplo, la eficacia de la vacuna en Chile no resultó, están confinados y ya nadie más habla del modelo chileno. A mi me da mucha risa esto porque algunos referentes de la oposición que decían que había que tomar el ejemplo de Chile, pero cuando tuvieron que hacer ahora una cuarentena dura y nadie cuestionó el confinamiento siendo que cerraron las escuelas, las fronteras y actividades económicas, nadie cuestionó estas medidas. Hablando de Israel, que tienen vacunas, tuvo que tener cierres porque cada vez que abrieron las escuelas subieron los contagios, entonces no sacaron a nadie más hablando desde ese país por los medios de comunicación. Es decir, la foto es mucho más amplia que el día o un dato, y en situaciones más complicadas como estas hay que ser un poco más honestos intelectualmente.

- Para usted, Juntos por el Cambio, espacio al que acusan de no dejar gobernar, ¿no es lo mismo que hizo el peronismo durante la presidencia de Macri?

- No. Los contextos son distintos. Yo entiendo la lógica de la política, las chicanas. Las comprendo, las uso y son parte del juego. Pero acá no es la crítica lo que preocupa, son algunos modos que ponen en peligro situaciones complicadas. Que llamen a seis marchas durante una pandemia es de una irresponsabilidad tremenda. Que se incite a que la gente no use barbijo, con una diputada en Mendoza (Hebe Casado) que presentó un proyecto para que se limitara el uso de tapaboca y le dio Covid. No están siendo racionales y cualquier costo se va a pagar con vidas. Voy a referirme al peronismo de Mendoza. En los últimos tres años de gestión de (Francisco) Pérez, siendo que no voy a defender la gestión porque claramente hubo errores sino no hubiésemos perdido, el radicalismo comandando por el actual presidente de la UCR (Alfredo Cornejo) no votó los presupuestos. Nosotros le votamos siempre la pauta de gastos a Cornejo, salvo el último año porque era descomunal el nivel de deuda.

- ¿Con quién de JxC se lleva bien?

- No conozco a ninguno en profundidad. Sí puedo decir que en oportunidades he hablado de cuestiones académicas, porque coincidimos en el gusto por el estudio, con Federico Zamarbide que somos ambos medio nerds. Y también reconozco que hay algunas "dirigentas" que tienen mucho compromiso con el feminismo. Sin embargo, cuando fue atacada Flor Destéfanis (intendenta de Santa Rosa) no salieron a defenderla de esa actitud misógina con un comentario bastante machirulo de Cornejo. No se solidarizaron con ella, no digo que la defiendan pero que justifiquen esos dichos, no sé....