Hugo Laricchia: "No somos antisistema ni antipolítica" - Mendoza Post
Martes 20 Abr 2021
porAna Montes de Oca
Periodista

La tecnología ha creado una nueva dimensión que atraviesa todos los ámbitos y la política es uno de ellos. Así, desde Twitter, saltó dentro del espectro político de Mendoza "el" (sin el artículo sería otro) Hugo Laricchia.

Si bien hacía tiempo que venía hablando de su famosa idea fuerza "MendoExit", no fue hasta que el gobernador Alfredo Cornejo señaló en medios nacionales que sería una posible solución a los problemas de los mendocinos, que esa marca registrada se convirtió en movimiento político con aspiraciones a participar de las elecciones.

La idea de separar la provincia del resto del país pegó fuerte, un poco por el hartazgo de que "Dios atienda en Buenos Aires" y otro tanto, porque, confesémoslo, los mendocinos somos un poco distintos al resto de los argentinos pero, además, ese tema de la libertad lo llevamos en el ADN desde que San Martín eligió este terruño.

Laricchia conoce ese ADN como la chupalla y así levantó el estandarte del Mendoexit como un sentimiento. Pero, el tiempo dirá si es más que eso.

- Muchos mendocinos se sorprendieron por la alianza con el PD que anunciaron cuando hicieron el lanzamiento de Mendoexit la semana pasada. ¿Cómo surgió y qué les dice a quienes lo criticaron porque venían a plantear algo nuevo y se alían con un partido que es como la imagen de lo más viejo de la política?

- Nosotros nunca planteamos ser "antisistema" ni "antipolítica" y nadie me pudo explicar todavía cuál es la diferencia entre la nueva política y la vieja política. Entiendo que la política es intentar que la mayor parte de un grupo humano esté de acuerdo con vos y lo manifieste en un sistema democrático. Esto funciona así en un club de barrio, en un país, en el congreso romano, etcétera. Pueden haber cambiado las tecnologías, pero la esencia es la misma.

Nosotros somos amantes de la constitución de 1853 y de la de Julián Barraquero, así que para nada somos antisistema.

Sí es cierto que cuando lanzamos el movimiento, el PD estaba dentro de Juntos por el Cambio, luego de la ruptura de ellos resultó ser que el discurso es prácticamente igual: federalismo, número de ministros de la Corte, Institucionalidad, y es casi una obviedad llegar juntos a una elección.

- ¿Cuales son las condiciones del acuerdo entre Mendoexit y el PD?

- Todavía no hemos firmado nada, ahora se crea una mesa de enlace para ver la letra chica pero en principio vemos que tenemos las mismas propuestas, en definitiva, la esencia es muy parecida. Ni siquiera hemos hablado de candidaturas.

- ¿Qué piensa del comunicado que envió la parte del PD que apoya a Juntos por el Cambio?

No opino, nosotros hemos hablado con el presidente del PD, nunca opinaría de la interna de otro partido, mucho menos de uno aliado.

Interna y enojo del PD por la alianza con el Mendoexit

- Usted dice que la idea de Mendoexit no es separatista sino que propone autonomía, ¿Puede enumerar cuatro propuestas para darle autonomía a Mendoza?

- En principio hay una sola que es fundamental y es cumplir con el artículo 75, inciso primero, de la Constitución Nacional: en la reforma del '94 la Constitución dio mandato al Congreso para redactar una nueva Ley de Coparticipación pero eso nunca lo hicieron. Es una orden, no es una sugerencia. Ese mandato no dice que la coparticipación tenga que ser como ahora, podría ser al revés de hecho, entonces, si hiciéramos una nueva ley podríamos terminar con esto de que Mendoza con sus impuestos pague obras en otras provincias que son usadas además para poder político de otros gobernadores.

- ¿Por qué hasta ahora ningún legislador de Mendoza u otra provincia lo ha planteado?

Nosotros nacemos justamente porque ningún legislador lo ha hecho. Yo creo que tendría apoyo de muchos legisladores de zonas que son castigadas por esto del mismo modo que es castigada Mendoza.

- El senador Lucas Ilardo del Frente de Todos, dijo que el 60% de los recursos de Mendoza son nacionales. ¿Ustedes hicieron algún estudio minucioso para determinar la viabilidad real de sostenerse con los impuestos propios?

- Si claro, por ahora lo tenemos en borrador y lo estamos terminando esta semana. Vamos a hacer una nota explicando esto, pero en resumidas es así: de cada 100 pesos que tiene la Nación, 24 los coparticipa y sobre los 76 restantes resuelve qué hacer Alberto o quien sea. Son gastos discrecionales del Poder Ejecutivo Nacional.

De esos 100 pesos, Mendoza aporta 4, pero de regreso le vuelve el 4% de los 24 pesos que se coparticipan, entonces recibe $0,96. Es decir, $ 3,04 de lo producido por Mendoza se los queda la Nación y después vienen a dar dádivas como hace (Anabel Fernández) Sagasti que dice que consigue alguna obra para Mendoza.

Si pudiéramos hacer a la inversa, en vez de tener 0,96 de lo que se recauda tendríamos los tres pesos que nos corresponde.

En definitiva, lo de Ilardo es una fake news.

Así fue el detrás de escena del partido del Mendoexit

- ¿Cuál es su posición respecto a las PASO, sirven o son una encuesta? ¿Hay que posponerlas?

Las PASO son una gran herramienta, yo diría casi al nivel de la Ley Sáenz Peña. Yo entiendo que a muchos jóvenes les moleste ir a votar por la decepción que vienen teniendo con la política, pero para los que sentimos que votar es un sueño porque alguna vez no pudimos hacerlo, nos parece una instancia maravillosa.

El problema es que los que dicen que hay que posponerlas o sacarlas no plantean propuestas. Las PASO son una herramienta que le permite a alguien participar dentro de la política sin tener que pagar punteros.

La Constitución otorga un monopolio a los grandes partidos políticos, pero las renovaciones internas dentro de los partidos se pueden dar dentro de las PASO, aunque yo preferiría que fueran sin la O. Es una gran herramienta que le permite a cualquier afiliado poder presentar una lista contra la estructura tradicional del partido. Lo contrario es traffic cargadas de gente y bolsones.

Respecto a la postergación, las fechas de las elecciones son sagradas, no se puede especular con eso creo, que en una reforma de la constitución de Mendoza debe fijarse una fecha como el súper martes de Estados Unidos, no puede ser una herramienta para el político de turno decidir cuándo le conviene que haya elecciones.