Ulpiano Suarez: "Nunca me expresé a favor de una marcha" antirrestricciones - Mendoza Post
Lunes 19 Abr 2021
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Si el 2020 fue el año de la pandemia por el coronavirus, 2021 ya es el de la segunda ola. Los contagios crecen y las personas más jóvenes se infectan y mueren. Los ciudadanos están preocupados, aunque en rigor, algunos no respetan ningún protocolo. Pero también los políticos están obligados, porque para eso asumieron cargos, para hacer lo mejor posible las tareas para los ciudadanos aunque la consideración generalizada no sea la más positiva. Y en este año de elecciones de medio término, ningún partido o espacio político escapa a la lógica de mostrar sus mejores cartas.

Uno de los que tiene mucho para decir es Ulpiano Suarez, intendente de la Ciudad de Mendoza. Gobierna el distrito donde se produce la mayor actividad comercial, la circulación de personas más exponencial de la provincia y dejando de lado el cassette, no esconde sus objetivos políticos en el corto plazo, menciona que se lleva bien con alguien del kirchnerismo y cuestiona, sin pelos en la lengua, que dirigentes de Juntos por el Cambio invitan a protestas en la calle en pandemia.

- ¿Cómo hace un intendente de una ciudad importante como Mendoza, que responde al espacio de oposición nacional, para moverse en seguridad y salud en plena pandemia, cuando legisladores y referentes políticos de su mismo espacio invitan a movilizaciones?

- Hay que separar el rol ejecutivo y mi rol como intendente de mi coincidencias o disidencias con las consignas de las marchas. En un contexto de pandemia yo nunca me expresé a favor de una marcha o convocatoria masiva con el gobierno nacional. Nosotros estábamos en ASPO o DISPO y esas actividades no se podían hacer.

Entonces, como intendente tengo una gran responsabilidad en los controles, porque cuando se anuncian medidas a través de un DNU nacional o se dicta una norma provincial, en definitiva el control en el territorio está en manos de los intendentes. Y esa ha sido nuestra posición hasta hoy: hacer cumplir las medidas vigentes aun cuando entendemos que deberían ser más estrictas, más allá de si coincidimos o no con los motivos de las marchas, porque la prioridad es cuidar la salud.

- Le repregunto: ¿le caen simpáticas las convocatorias a marchas?

- No. De ninguna manera. Siempre he planteado que las diferencias con el gobierno nacional deben ser planteadas en los ámbitos existentes, a través de comunicados de un partido o espacio a través de los medios o en el Congreso. No deben ser planteadas esas diferencias a través de una marcha cuando justamente lo que buscamos con estas medidas (distanciamiento) es cuidar la salud. Entonces, una marcha es contradictoria con un objetivo que debería ser común.

- ¿Qué evaluación hace sobre cómo ha gestionado la pandemia el gobierno nacional y el provincial?

- Evidentemente han existido formas distintas de gestionar, pero reconociendo siempre que estamos frente a una situación inédita que ninguno de los funcionarios con responsabilidad en tomar decisiones había pasado por una situación similar. Incluso, al principio hablábamos del pico de la pandemia y no sabíamos que íbamos a tener una segunda ola. Ahora podemos hacer como evaluación que la cuarentena tan estricta y tan extensa no nos permitió tener los resultados esperados en salud, sumado al impacto que esto tuvo en la economía.

En cambio, con el margen que permitían las normas y a veces siendo disruptivos en la toma de decisiones, en la provincia buscamos el equilibrio entre cuidar la salud y también la economía y el empleo. Esto quedó evidenciado en las distintas medidas provinciales que no eran en los mismos tiempos que iba tomando el gobierno nacional y nos permitió tener las actividades funcionando gran parte del año pasado y el actual. Así quedó reflejado en un informe que en el segundo semestre el desempleo en Mendoza había bajado en un porcentaje mayor que en el resto del país.

Entonces, sin entrar en calificaciones numéricas y reconociendo todas las dificultades para tomar decisiones difíciles, entiendo hoy que podemos decir que no fue acertada la gestión sanitaria a nivel nacional que además no se cumplió con las expectativas anunciadas para el proceso de vacunación al punto de estar viendo noticieros para saber si vuelve un avión con una cantidad de vacunas que desconocemos. Luego llegan 35 mil dosis a la provincia que alcanzan para dos días de inoculación.

Pero siempre recalco que sobre los desaciertos el gobierno nacional también tiene una gran oportunidad de no repetir los mismos errores y escuchar más a los gobernadores. Siempre he dicho que (Alberto) Fernández debería escuchar más a los mendocinos sobre la gestión de la pandemia. En ese sentido, el modo de encarar la pandemia del gobernador (Rodolfo Suarez) ha sido acertada, aunque es muy frío decir esto cuando tenemos 1.600 fallecidos. Pero no tenemos que tomar lo hecho como una receta infalible, porque tal vez lo que sirvió en el 2020 probablemente no sean eficaces en la segunda ola. Por eso hay que estar muy abiertos y escuchar a los expertos.

- ¿El municipio que gobierna, intentará, buscará caminos para adquirir vacunas para los vecinos de la Ciudad de Mendoza?

- Hay que ser muy cautos y ver la situación de otras provincias. El gobernador está haciendo gestiones. Pero vemos las dificultades que tiene un gobierno nacional para conseguir vacunas y tenemos la prueba en la Argentina, imaginemos entonces los problemas que tendría un estado provincial y mucho más un municipio.

- Pero si pudiera comprar vacunas, ¿elegir alguna en particular o la que se pueda adquirir?

- Las que sean de acuerdo a los datos existentes sobre efectividad y aprobaciones. Por lo tanto, si existiera una posibilidad, buscaría entre las mejores que hoy estén a disposición, incluso endeudaría al municipio si fuese necesario y estoy seguro que los vecinos de la Ciudad lo entenderían.

- ¿Tiene previsto insistirle a los empresarios y comerciantes que realicen horario corrido?

- Hemos sido pioneros en la Ciudad en avanzar en acuerdos con la Federación Económica, con la Cámara de Comercio de Capital y con el CEC (sindicato de Comercio) cuando llegó la pandemia pero también antes de que fuese decretada la cuarentena a nivel nacional. Esto luego fue reflejado en un decreto provincial para el inicio de las actividades comerciales. Por eso el gobernador ha sugerido el horario el horario escalonado de ingresos para las distintas actividades con el objetivo de evitar aglomeraciones y uso del transporte público. La sugerencia del gobernador es que los horarios sean para las escuelas a las 8, administración pública a las 9 y comercios a las 10. Son tres actividades que impactan mucho en la circulación. Porque en la Ciudad circulan cerca de 100 mil vehículos por día de vecinos que viven en la capital e ingresan otros 200 mil vehículos más entre transporte público y particulares, esto representaría unas 400 mil personas que llegan a la Ciudad. Por lo tanto, con el horario cortado, hay autos que ingresan dos veces a la comuna.

En cuanto al horario corrido, yo en el lugar del gobernador hubiese establecido por decreto, en una de las primeras medidas de pandemia, unificar los horarios de inicio de actividades para todo el Gran Mendoza. Como esto es una sugerencia, este lunes vamos a convocar a las distintas cámaras empresariales, comerciales y también al CEC para tal vez reunirnos martes o miércoles y sumar a otros municipios como Godoy Cruz, Las Heras, Guaymallén, Maipú y Luján para lograr un criterio uniforme. Así aprovechamos la luz solar y los trabajadores, no hacen cuatro viajes, y junto a las demás las personas se movilizan en horarios seguros. Es decir, poner en el centro de la escena a las personas y que el horario corrido no sea solo para la pandemia, pero es un cambio cultural y a veces hay que tomar decisiones y concretarlas a través de una norma.

- ¿Qué quiere para 2023?

- Que me reelijan. Porque el compromiso con los vecinos es cumplir metas que van con un modelo de Ciudad que requieren más tiempo. Ojalá pueda tener cuatro años más de gestión.

- ¿Con cuál político/a de la oposición provincial se lleva mejor?

- Con Anabel Fernández Sagasti. Con ella he tenido un buen trato de gestión.

- ¿Cuánto se asustó cuando lo asaltaron el sábado 3 de abril en el Dique Papagayos?

- Mucho, mucho. Nunca había vivido una situación así y agradezco haber tenido la frialdad, que no sé si fue consecuencia de ese susto o de ese "cagazo", de no reaccionar y tener una conducta de héroe.