"Una empresa que no factura y no cobra va a tener dificultades en lo inmediato" - Mendoza Post
Martes 21 Abr 2020Martes, 21/04/20 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

La crisis económica que se desató en medio -mejor dicho "por"- la pandemia del coronavirus, casi no dejó sector por complicar. Uno de ellos es el metalmecánico.

En ese contexto, el Post decidió hablar con Julio Totero, vicepresidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza (Asinmet), quien trazó un panorama bien negro:

-¿Cómo calificaría la situación de la metalmecánica en la coyuntura actual?

-Hay distintas situaciones: por un lado, aquellas actividades que medianamente pueden hacer algo, que son aquellas que están dentro de la cadena de las actividades esenciales; luego, aquellos que proveen equipamiento y servicio para la industria de alimentos y bebidas; y algunos que están involucrados en el sector de servicios petroleros, con lo que implica esto hoy, prácticamente con el petróleo parado en el mundo.

"El nivel de actividades debe estar en alrededor del 25%"

-¿Y Mendoza?

-Mendoza no es una isla y la Argentina menos, en ese contexto las empresas de servicios petroleros, creo que ya venían padeciendo la situación antes de la pandemia, con la pandemia... excepto algunas actividades muy puntuales del mantenimiento de destilería, las otras actividades de servicios petroleros están hoy paralizadas, se comenzó a movilizar el sector de maquinaria agrícola, que fue una de las actividades exceptuadas en el último DNU, y algunos que tienen que ver con la reparación de maquinaria vial. Así que ya estarían habilitadas por el último decreto las actividades de exportación, aquellos que estén elaborando productos de exportación y algunas actividades específicas y procesos industriales específicos, como dice el DNU, que requiere aprobación del Ministerio de la Producción. En este caso, el Ministerio de Economía de las provincias, y esto remitirlo a la Jefatura de Gabinete, y esta lo tendrá que aprobar mediante un trámite, que posibilitaría la actividad de estas empresas.

-En síntesis...

-En síntesis, nosotros venimos más o menos cuantificando semana tras semanas el nivel de actividades del sector, hoy entendemos que el nivel de actividades debe estar en alrededor del 25% de lo que se venía trabajando. Ello si consideramos que, el sector estaba antes a un 60% de su capacidad instalada y hoy estaríamos usando no mucho más del 15% de la capacidad instalada.

"Muchas actividades están paralizadas"

-Con los problemas que ello ocasiona...

-Claro, obviamente una empresa que no factura, que no cobra, que va a tener dificultades en lo inmediato, aquellas empresas que venían con una solvencia un poquito mayor, están teniendo la dificultad de la cadena de pago bastante trabada, porque hay cosas que son insólitas: yo tengo pagos para ir a buscar al ICBC, yo tengo pagos para ir a buscar al Banco Francés o al City, y como no soy cliente de esos bancos no puedo sacar crédito para ir a retirar el pago que mis proveedores me hacen en esas entidades. Esta situación se presenta en muchas empresas. Hay muchas incongruencias en esos decretos, hay muchas idas y vueltas, muchos cambios... entonces, la situación en este sector es bastante difícil con respecto a las oportunidades que hoy se dan por los beneficios que traen aparejados los programas de asistencia al trabajo y la producción nacional.

-¿Y los acuerdos de reducción de tasas?

-Son de complejo acceso, bastante trabado... el Banco Nación es lento y los bancos privados no arriesgan nada. Entonces, más allá del Fogar y la garantía del Estado nacional, me parece que tampoco está siendo muy fluido ese tema. La situación es compleja en lo financiero, hay empresas que pagan en las quincenas y otras que la han empezado a diferir, a pagar en partes y seguramente con el transcurrir de los días si no hay algunas opciones más claras, esto se va a profundizar.

Totero en la redacción del Post