"Los delitos más complicados de combatir en Mendoza son el robo y el hurto" - Mendoza Post
Martes 17 Dic 2019Martes, 17/12/19 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

La inseguridad, calificada de "sensación" por el kirchnerismo allá lejos y hace tiempo, es un tópico persistente en lo que refiere al reclamo ciudadano. Mendoza no es la excepción: cuando se hacen encuestas sobre las principales preocupaciones de la sociedad, es una situación que aparece en los primeros lugares.

Por eso, el Post decidió hablar con el flamante ministro de Seguridad de Mendoza, Raúl Levrino, un verdadero conocedor del "paño". En esta entrevista, el funcionario hablará de todo un poco: los delitos más complicados de combatir, el "narco" en la provincia, los programas de seguridad ciudadana e incluso la preparación de los policías locales. 

-¿Por qué le dicen "Bruja" Levrino?

-Porque cuando era joven daba todo el aspecto de lo que era una "bruja": flaco, narigón y de pelo largo. Me lo pusieron a los 18 años y todavía tengo amigos que me dicen así. 

Levrino en la redacción del Post

-¿Está recrudeciendo la inseguridad en Mendoza? 

-Hemos llevado a cabo una planificación con el gobierno de Alfredo Cornejo, donde se ha permitido dar un salto de calidad en cuanto a la planificación de seguridad, porque se ha implementado orden dentro del sistema de seguridad, garantizado dentro del punto de vista institucional. Se ha capacitado a la policía, se ha abordado el punto de vista de la infraestructura y, lo más importante, es que se ha aplicado tecnología directamente a lo que es la seguridad. En ese marco general, ello nos ha permitido durante estos 4 años sentarnos en una base muy sólida.

-Disculpe que insista... pero, ¿ha bajado la inseguridad o ha subido?

-Tenemos indicadores que te señalan puntualmente la disminución en cuanto al robo, en cuanto al hurto, y fundamentalmente en cuanto al índice de criminalidad. Es una base sólida que a nosotros nos obliga en el momento en el que asumimos a generar otro salto de calidad, fundamentalmente en el concepto que señalamos en cuanto al componente público, privado y comunitario: se ha consolidado esta parte, lo que hace puntualmente al sistema de seguridad público, con la policía y con el ministerio público. Hasta ahí, bien... ahora nosotros tenemos el desafío de involucrar al municipio y al sistema de seguridad privado que son las empresas de seguridad. 

-Entre líneas percibo que me dice que bajó el delito en vez de subir... ¿estadísticamente es así? 

-Estadísticamente es así, lo dice el Ministerio público en función de todos los análisis que vos podes observar e indicadores a través del ministerio público, que es el que revelan las estadísticas de forma permanente. 

  -¿Cuál es el delito más complicado de combatir en Mendoza? 

-Nosotros puntualmente trabajamos el dato de lo que es robo y hurto. Si esto lo analízás estadísticamente a través de los últimos años, ha sido significativo porque se ha trabajado en lo que es específicamente lo que es narcocriminalidad, con inteligencia criminal y con tecnología. A su vez, tenés una franja muy amplia que es la situación, la prevención situacional. Es el recurso que provee la policía en un cierto territorio. Ahí está el planteo fundamentalmente: presencia de policía de acuerdo al territorio y cantidad de habitantes. Nosotros consideramos que eso tiene que darse en función del aspecto demográfico, criminológico, sociológico... pero puntualmente lo que nosotros denominamos es la unidad de gestión en ese marco.

Levrino consulta sus papeles

-También hay que destacar la tecnología...

-Sí, la tecnología, la cuestión biométrica, pero también el actor principal que es la policía perfectamente capacitada. Por eso insisto en lo de la unidad de gestión, que permite la prevención situacional, entre otras cosas. 

  -Viendo algunas provincias como Santa Fe, Rosario, algunas partes de Córdoba... uno ve que esta creciendo mucho el delito del narcotráfico ¿Está controlado en Mendoza? 

-Primero, debe decir que hay un área puntual de lucha contra el narcotráfico, ahí hay 170 efectivos, es un cuerpo que en estos últimos años se incrementó. Basta tener en cuenta que se triplicaron los allanamientos y también las detenciones. Sin embargo, el dato significativo es lo que se ha logrado a través de la inteligencia preliminar. Y ahora vamos un paso más allá, vamos a hacer ahora una mesa de enlace y análisis, integrada por el ministro e integrada por polícías de Mendoza, por la Federal, por Gendarmería y por la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Esto nos permite a nosotros trabajar en función de un análisis complementario con todas las fuerzas y tomar las decisiones correctas. Allí trabajan quienes están vinculados con este delito federal y con nosotros que estamos vinculados a lo que es la denuncia cotidiana que se plantea frente al vecino. O con los datos que nosotros tenemos en función de cuando abordamos la complejidad del narcotráfico. También hay delitos colaterales, como podría ser el hallazgo de vehículos robados u otras situaciones. Ello nos obliga a seguir profundizando nuestra labor y trabajar específicamente con lo que es la tecnología aplicada a la seguridad.

-¿Por ejemplo?

-Por ejemplo, la implementación de "multibiométricos", que es la suma de identificación facial, dactilar y de voz. Va a funcionar en todas las dependencias que corresponden al Ministerio de Seguridad. A su vez, vamos a implementar un Observatorio de Seguridad Ciudadana, porque los datos tienen que venir, no sólo de sistema de información policial, sino también de otros componentes comunitarios, ello para abordar la lucha del combate con el narcotráfico. 

Levrino habla con vehemencia

  -El delito se va complejizando, incluso aparecen otros tipos de delitos como el tecnológico. En ese contexto, ¿la policía de Mendoza está preparada? Es decir, ¿Han cambiado los programas como para que esté preparada y esté a la altura de las circunstancias sobre cómo ha evolucionado el delito? 

-Estos cuatro años fueron un salto de calidad, en lo que refiere a la tecnología, la información y la comunicación. Esto nos ha permitido detectar mapas de calor, rutas en fuga, etc.

-¿Qué son mapas de calor?

-Es cuando vos vas observando puntualmente dónde se va trasladando el delito, dónde se va concentrando, porque vos vas incorporando datos permanentemente. Hoy se requiere necesariamente un salto de calidad en función de los datos, y tiene que ser de calidad, objetivo y medible. Ese proceso de datos que vos señalas en función de lo tecnológico te va dando determinados indicadores. A su vez, de esos indicadores vas a tomar decisiones o patrones de conducta eventualmente. 

-¿La policía de Mendoza está preparada para lo que viene

-La policía está preparada. No obstante, nosotros vamos a empezar a trabajar dentro de la licenciatura de Seguridad Ciudadana, que son cuatro años, en la especialización... la vamos a preparar en inteligencia criminal, en investigación, fundamentalmente para colaborar con los fiscales, en lo que es el proceso de investigación. Esto ya tuve la oportunidad de hablarlo con el Procurador y de señalar puntualmente lo que es delito tecnológico. Hay que ir mejorando la currícula. 

  -¿Qué es "Ojos en alerta"? 

-Ojos en alerta es una aplicación muy sencilla que involucra al sector comunitario, es decir al vecino. Ya no es el vecino el que hace la denuncia, sino que se involucra específicamente en el sistema de seguridad pública. Esa aplicación se ha utilizado en San Miguel (Buenos Aires) y dio un excelente resultado porque es el aporte del vecino, quien tiene la información puntual sobre su cuadra, su barrio, su territorio. La aplicación tiene dos acciones: una es la preventiva y la otra es la de emergencia. La primera es la que aporta todo tipo de información. Por ejemplo, cuando se ve una situación extraña que no es normal al barrio, la presencia de una moto, de un vehículo raro, la usurpación de una casa, un comercio que vende cosas usadas y que no se conoce su procedencia. Toda esa situación, a través de la aplicación permite enviar la información, video, audio, etcétcera. Es una acción complementaria con la Policía, pero el aporte significativo lo hace el vecino. Los datos que aporta, son procesados en un Observatorio Provincial de Seguridad Ciudadana. Allí ingresa todo lo que pasa por el 911 y lo que aporta Ojos en Alerta. 

-¿Cómo sabe el vecino cómo usar la aplicación?

-Se capacitará al vecino sobre cómo proceder con Ojos en Alerta, que se puede usar como emergencia, como prevención o en lo que refiere a accidentes de tránsito. Ya tenemos algunos modelos similares que se han implementado en Godoy Cruz, por ejemplo, con Vecino en Alerta. Pero no se habían utilizado para datos, ahora sí se hará. Creo realmente que municipio que se involucra en la seguridad pública, es un municipio que disminuye el delito y que recupera el espacio público. Creo que los municipios se deben involucrar en esto por dos razones: primero, porque es la primera institución donde el vecino es que le hace el reclamo al intendente cuando se produce una situación delictual; segundo, para demostrar que hay políticas específicamente locales donde uno las tiene que abordar, y si bien el actor principal es el policía que es quien tiene la autoridad de aplicación el poder de policía municipal es el que tiene el poder de acción económica y permite consolidar el espacio público. Otra cosa es romper la cadena de comercialización de lo que se roba, porque en algún lugar se vende y si bien está contemplado en el código contravencional, tenemos que ser mucho más específicos y abordarlo de tal manera de que quien vende un producto deba demostrar el origen o si no directamente decomisarlo o clausurar el negocio. En Capital directamente cerramos a los que vendían autopartes, y creo que fue un salto realmente significativo. También el control de bicicleterías, porque es grande la cantidad de robo. Lo mismo lo vimos con gomerías. Eso es romper la cadena de comercialización.

Levrino pone el foco en la colaboración ciudadana para combatir el delito

-¿Rodolfo Suarez le dio un mandato o pedido en particular? ¿Algo que le preocupe puntualmente? 

-No, a Rodolfo lo conozco de hace muchos años, hace 20 años que trabajo en sistemas de seguridad y políticas públicas siempre cercano a él. Es por eso que creo realmente que me convocó por mi experiencia y aportar todo lo que tenga que aportar sobre capacitación a las fuerzas policiales, tecnología aplicada y un observatorio para trabajar con datos puntuales, y la responsabilidad de cuidar las libertades de los ciudadanos. 

  -¿Para combatir la inseguridad, represión o prevención? 

-Se debe trabajar en función de garantizar todos los principios constitucionales y se debe cumplir la ley como corresponde en forma correcta.