"Este va a ser un gobierno de mucho diálogo" - Mendoza Post
Lunes 16 Dic 2019Lunes, 16/12/19 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Víctor Ibañez (49) es el nuevo ministro de Gobierno de Mendoza. Reconocido constitucionalista, ha trabajado en varios proyectos de reforma. Pero conoce el mundo de los gremios y de las paritarias "al dedillo". 

Le toca uno de los ministerios difíciles. Relación con la oposición, reforma de la constitución con tensión política, trato con los gremios del Estado en un año de vacas flacas, seguir de reformas con los jueces -que no son fáciles- y completa el "combo"  con Trabajo, Defensa del Consumidor, y la administración central, que incluye desde concursos de ingreso, hasta el Boletín Oficial, la Dirección de Personas Jurídicas y el Registro Civil. Sin embargo, como a muchos ministros, lo recordarán por lo que haga en las áreas más calientes.

Qué piensa de los principales temas, el ministro radical que más sabe de leyes en el gobierno de Rodolfo Suarez, de quien es además amigo personal.

...

 - ¿Cuáles serían los puntos centrales de una reforma constitucional?

- Es cierto que Rodolfo (Suarez) ha manifestado su voluntad de trabajar con la reforma, también ha dicho que no es la agenda inmediata. En mi caso puntual he trabajado muchísimos años en una reforma, ya desde 2001. Fui parte de la redacción de algunos proyectos. Creo que es necesaria. Cuando uno habla de la reforma, se plantea esto de "vamos a reformar". Pero en realidad, lo que se va a abrir es un proceso...

- Bueno, pero el gobierno brinda un marco, una guía con los temas, en un proyecto de ley de necesidad de la reforma...

- La ley es una suerte de borrador, o un disparador. ¿Cuáles son los temas que consideramos que hay que debatir?

- ¿Cómo se le explica al mendocino que una reforma constitucional es necesaria?

- Para bajarlo al llano, primero hay que llevarle a la gente la pregunta de "qué es la Constitución". No es una norma teórica que está dando vueltas por ahí, que no nos permite vivir mejor. Si no fuera por la Constitución no tendríamos las normas, los derechos que tenemos, un gobierno, con más o menos partidos, o más o menos elecciones, una representación u otra. Un montón de cosas que no advertimos en lo cotidiano.

- ¿Podemos interpretar que la "mayoría Kemelmajer" no existe más?

- Para mí, no existe más. La Suprema Corte cambió el criterio.

- ¿Un período de reelección para todos, un período de cinco años o uno de seis años, ambos sin reelección...?

- Es difícil de tomar una postura. Creo que eso tiene que ver con un debate que debe darse. No creo estar en condiciones de sentar postura. Creo que hay diversas modalidades posibles. En nuestro sistema presidencial, en general todo va en "uno más uno". Pero también hay Estados con un solo mandato como en nuestra provincia. Y hoy lo que tenemos en Mendoza, después del "Fallo Félix", es intendentes con una reelección y el gobernador, con ninguna. Tiene que haber un debate. Puede salir de una u otra forma, pero con equilibrio. No podés tener "intendentes para siempre" y gobernador para un solo período.

- ¿Cuáles son los derechos de tercera, cuarta y quinta generación que habría que incorporar?

- La Constitución tiene "embrionariamente" derechos de segunda generación -derechos sociales- que para 1916 era lo más avanzado del mundo. Jornada limitada, protección de los derechos de la mujer y del niño... Pero no tiene derechos del trabajador, de los gremios... Luego están los derechos de tercera generación (paz, desarrollo, medio ambiente), que se incorporan con la reforma de 1994 a la CN. La Constitución tiene una función docente, que la tengamos para leerla tiene una función. Frente a esas posturas y si vamos a hablar de incorporar derechos, venimos atrasadísimos. Nos falta segunda, tercera y cuarta generación, que son los consumidores, y los derechos tecnológicos.

- ¿Van a impulsar que haya herramientas de democracia directa?

- Creo que es muy importante impulsarlas. Hay un menú importante de lo que se denomina formas de democracia "semidirecta", pero que en realidad son formas de participación directa en la democracia participativa. Uno introduce formas de participación directa por parte del pueblo en ese esquema. La Constitución Nacional reconoce tres tipos, muy mal reglamentados y por ende no se usan. En la ingeniería constitucional, si uno decide que haya elecciones intermedias, estas son una herramienta de control de un gobierno. Si pasa algo... a mitad de mandato tenés la herramienta. Si no hay elecciones en esos cuatro años, las herramientas de participación directa pasan a ser muy importantes.

- Hace un año se implementaron los "juicios por jurado", ¿Qué balance hace de esta modalidad? ¿Crees que ha servido para mejorar?

- Creo que ha sido positivo, es una muy buena herramienta de democratización de los procesos judiciales. Hay que analizar si esta ley funcionó bien, o si hace falta ajustar algo. Ahora, si ha resultado positivo, viene a extender el proceso a otros delitos. Y otro debate, ver si se debe extender a los procesos civiles. Creo que este análisis se tiene que hacer.

- Usted es un ministro con "ADN" de académico... Le va a tocar lidiar con los gremios en un año muy difícil, donde probablemente no haya cláusula gatillo para el aumento salarial... ¿Cómo se está preparando?

- Soy académico, pero también soy abogado de más de veinte años de ejercicio profesional, de gestión universitaria, cinco años fui paritario de forma personal en el gremio Docente y el No Docente en la UNCuyo. He sido paritario del Ministerio de Educación de la Nación en la discusión salarial docente... Creo que lo académico es un dato más. Puedo perfectamente acordar, conversar, discutir, disentir, "jugar" en el buen sentido. No tengo ningún temor de ninguna naturaleza. Son discusiones que se dan.

- ¿Ya tienen pauta de aumento salarial?

-No. Porque el ministro Lisandro Nieri está esperando las medidas nacionales, todavía no tenemos Presupuesto, aunque lo tendremos pronto. Todos esos elementos van a conformar una "foto" en la que vamos a trabajar. Creo que tenemos que poder trabajar bien, Rodolfo tiene ciertos nortes. Va a trabajar en generar empleo, la reforma de la constitución, de la 7722. Quiero una relación entre los recursos del Estado y el acuerdo salarial. Ese es el marco de lo que él ha planteado y quiere hacer.

- ¿Cómo va a ser la relación con el gobierno de Alberto Fernández?

- Entiendo que después del proceso electoral que se ha vivido en los últimos meses, la Argentina tiene un equilibrio institucional a nivel nacional bastante interesante. No estamos ante un escenario de un gobierno que ha ganado por una gran diferencia con respecto al segundo. Hay mayorías legislativas, creo que aparece en el horizonte un cierto equilibrio. No soy de los que cree que el tener un color político distinto en la provincia y en la nación sea igual a negativo, y cuando se da a la inversa que sea igual a positivo. Esto tiene que ver con el ejercicio del presidente y el gobernador. Creo que Suarez es un gobernador que tiene un perfil de dialogo. Las dificultades que se presenten, yo creo que se van a poder sortear. Estoy convencido de lo que digo porque lo conozco y sé que él está convencido de lo que puede hacer. Por eso también lo acompaño, sé que está abierto al dialogo. Sé que se va a sentar a hablar. Y va a lograr llevarlo adelante.

-¿Habrá una nueva modificación del Código Procesal Penal para adaptarlo al criterio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, respecto a las prisiones preventivas? Es decir, alinearlo. Lo otro, ¿cuáles son las reformas que todavía hay que hacer en el sistema judicial?

- Lo primero, es algo que necesito analizar más en profundidad. Respecto a lo otro, creo que la Justicia ha generado procesos muchos más acelerados. Eso está comprobado. Creo que se puede avanzar en el juicio por jurado en más delitos y fueros, como dijimos. Hay normas que debemos revisar, como la ley de Procesos Administrativos, es la que tramita ante la Corte cuando se agotan los procesos administrativos. Creo que habría aspectos que se deberían reformar, pero demandarían una reforma constitucional. Por ejemplo, la competencia de la Corte en materia procesal administrativa. Hoy tenés que un habitante de Malargüe cuestiona al intendente, agota instancias y tiene que venir a litigar acá.

- ¿Cómo la Justicia puede agilizar y ser más eficiente?

- El expediente digital definitivo es algo importante, sin ninguna duda. Esto ha tenido un proceso, las notificaciones electrónicas comenzaron allá por el 2002, en el fuero laboral. Hoy ya tenés una digitalización importante en los procesos. Creo que eso hay que terminarlo y lograr la "despapelización". Ahora insisto, hay que buscar herramientas para la ciudadanía. El "sujeto" se beneficia en la medida que acelera la resolución de los conflictos. Los tribunales de gestión asociada aceleraron los procesos, la oralidad también. A mayor celeridad, siempre hay que cuidar el debido proceso. Vos podés saltearte pasos, pero no garantías. Porque si no, lo hacés más lento. Violaste una garantía y por eso estás 50 años discutiendo un juicio. Ese equilibrio es complejo y no se ve mucho.

- Un juez cualquiera tiene una importante cantidad de privilegios que lo aleja del ciudadano común. Las licencias, por ejemplo. ¿Hay alguna idea de discutir el régimen laboral de los jueces? ¿Le parece bien o mal la cantidad de días que trabajan? Hemos visto y elaborado informes con cantidades inusitadas de licencias de jueces...

- ¿Cuáles son las garantías de la imparcialidad de los jueces? Su inamovilidad, no pueden estar expuestos a que un ejecutivo o un legislativo los pueda estar moviendo. Y la intangibilidad de su sueldo. De ahí en más se abren discusiones de si hay inflación cuánto tiene que subir el sueldo de un juez, o pagar Ganancias. Esas son las únicas garantías que hacen la imparcialidad de la Justicia. Todo lo demás debe funcionar como cualquier trabajador normal. Tiene que tener sus períodos de licencia normales, común y corriente. Obviamente, que muchas veces se confunden las garantías de la Justicia, con el resto de las prerrogativas, las cuales están en las leyes. Pero ojo, esto no pasa solo en los Tribunales. Hay organismos del Estado en donde esto pasa, hay muchos que juntan "razones particulares" y se arman diez días.

- Hay un montón de otras normas que cambió Cornejo y otras que hay que revisar, como el estatuto del empleado público, la ley Orgánica de Tribunales, muchas que son muy antiguas. Muchas que no son constitucionales, sino troncales y se las puede denominar "fundamentales". En materia de Educación tenés una multiplicidad de normas que es increíble.

- Entiendo que uno visualiza lo de la Justicia, pero hay que revisar todas estas normas para darle un contenido real. Entiendo que todos tenemos que tener una licencia, pero hay que darle un contenido razonable. Esto es un problema de la Argentina, no solo de Mendoza.

- Cornejo presentó un proyecto para que los jueces no dilaten su jubilación...

- Eso tiene el avance que le dio la Legislatura.

- ¿Pero lo van a seguir?

- Si continúa, será ley. Es una cuestión histórica que se venía planteando.

- ¿Tienen previsto hacer incorporaciones en el Estado?

- Vamos a seguir trabajando en la línea del gobierno de Cornejo, teniendo muy bien relevado cuáles son los agentes del Estado que se jubilan, etc. Abrir los concursos que correspondan, seguir con la lógica de austeridad y concursos.

- ¿Hicieron la prueba ácida de la reforma de la 7722 que presentó Rodolfo Suarez?

-Vi el proyecto de reforma de la 7722 y me parece que resiste planteos legales o de su constitucionalidad.

- Hay una explosión de las plataformas de delivery, hay muchas denuncias de la gente que trabaja ahí. ¿Piensan poner el foco?

- La legislación es nacional y lo que podemos hacer desde acá es fortalecer los controles. Es algo que me interesa trabajar mucho, vos tenés que dejarlos que trabajen, pero ver bien en qué condiciones...