"Era una campaña aburrida y Alberto le puso un condimento con las Leliq" - Mendoza Post
Miércoles 7 Ago 2019Miércoles, 07/08/19 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

Arnaldo Bocco es economista y docente. Supo ocupar cargos de enorme relevancia durante las últimas décadas, dos de los cuales han sido el de presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior de Argentina e integrante del directorio del Banco Central de la República Argentina.

En las últimas horas pasó por Mendoza, en el marco de la campaña de Alberto Fernández y Cristina Kirchner y se dejó ver con Anabel Fernández Sagasti, candidata a gobernadora por el Frente de Todos

Su movida no es casual: se trata de uno de los tres principales asesores económicos del otrora jefe de Gabinete K y suena como uno de los que lo acompañarán en su eventual paso por la presidencia de la Nación. El Post logró hablar con él en un mano a mano imperdible:

-¿Usted está recorriendo el país a efectos de tranquilizar respecto de las palabras de Alberto Fernández sobre las Leliqs y el atraso del dólar?

-No, para nada.

Bocco quiere un cargo vinculado a lo financiero 

-Entonces, ¿a qué se debe su vista a Mendoza?

-Quería ayudar con la campaña, y bueno, somos parte de un proyecto integral en la provincia de Mendoza. Hacemos un muy buen trabajo en equipo.

-No suele ser usual, por lo menos yo que tenga memoria, que alguien haga campaña siendo economista, en general es más el rol de un "cuadro político"...

-Yo no tengo lazos políticos, yo hice todo lo que tenía que hacer en mi vida. Sé que hay cosas que faltan de la Argentina que no mucha gente puede hacer. Somos pocos, yo soy uno de ellos.

-Si Alberto le ofreciera un cargo y le permitiera elegirlo a usted, ¿cuál sería?

-Habría que ver, hay muchos lugares importantes. Elegiría el que él juzgue mejor.

-Le pregunto porque hay todo un misterio respecto a quién va a ser el ministro de Economía de su gobierno. Y hay especulaciones: usted es uno de los nombres que suena, también Matías Kulfas y Guillermo Nielsen.

Bocco fue director del BCRA

-Sí, pero la verdad es que no trabajo para eso. Todo el mundo tiene su derecho de querer ocupar una posición, lo que pasa es que yo no quiero cualquier posición, quiero una que modifique un ámbito estructural, un problema de la Argentina que, si no se modifica, todo lo demás fracasa.

-¿Y cuál sería ese lugar?

-Tiene que ver con un nuevo sistema financiero. Lo que quiero hacer se puede hacer desde el BICE, desde el Banco Central...

-Usted ya estuvo ahí...

-Sí, ya estuve ahí. Lo importante es que Alberto quiere cambiar el sistema financiero, no todos quieren cambiarlo.

-Eventualmente, ¿le darán libertad para actuar? ¿Cuál es su fortaleza como profesional?

-Yo tengo una experiencia muy importante para todo lo que es promoción y exportaciones. Armé un equipo de treinta y pico de personas, todos profesionales, ningún farsante, me traje a los mejores tipos. Y nadie me metió por la ventana, ningún político. Nadie.

-¿Quién lo convocó para ir al BCRA en su momento?

-A mí me llama Alberto Fernández el 24 de septiembre del 2004 y me comentó: "Dice Néstor que tenés que ir al Banco Central". Yo estaba viendo el noticiero en Córdoba y le dije: "No, no voy a hacer nada más interesante de lo que estoy haciendo acá". Me dice: "No, no seas tonto. vas a trascender en el gobierno, el mandato del BCRA dura 6 años".

En 2004, el propio Alberto lo llamó para llevarlo al BCRA

-¿Qué rescata de la economía de Macri?

-Te diría que tiene muy poco para rescatar, muy muy poco, te diría que es lamentable que una persona que subió con tanto capital político, remató todo en seis meses. Porque cometió errores en la negociación del cepo, la salida del cepo, pero sobre todo con el acuerdo de los fondos buitres. Fue patético todo lo que vino después... no hizo ninguna cosa bien, porque no equilibró las cuentas públicas, tenemos un endeudamiento brutal, y eso no tiene retorno, porque condiciona su gobierno y probablemente su derrota. Y condiciona a los dos gobiernos que vienen. Yo tengo una opinión y voy a decirla respetuosamente: Macri es una persona no formada que pensó que la audacia de su trayectoria en el ámbito privado podría extrapolarla a la gestión pública.

-No solo eso: convengamos que le fue bien en Buenos Aires como jefe de Gobierno...

-Sí, le fue bien antes pero estamos hablando del presupuesto más rico de la Argentina, o sea, vos tenés más plata que un noruego, que el Estado noruego. No le quito el mérito, ojo. Yo vi cómo explotó muy bien el mercado interno. Te digo porque estaba en el Banco Central y veía todo el ingreso de capitales para invertir en cadenas de tiendas, cadenas de supermercados, todo tipo de cadenas. Entraban miles de millones de dólares.

-Imaginemos que gana Alberto y le dice: "Arnaldo, ¿Qué hacemos? ¿Por dónde empezamos? ¿Cómo resolvemos este quilombo?" ¿Usted qué le dice?

-El paso número uno es acordar con los empresarios, los sindicatos de Estado, avanzar en un plan de gobierno a 2 años que implique cómo nos paramos ante el crecimiento económico, qué aporta cada quién, estamos hablando de ganancias, salarios e impuestos.

-¿Un acuerdo parecido al del año 74?

-Ojalá, si así fuera tendríamos una inflación del 0% al próximo año, creo que tendríamos una ventaja, porque ahí sí el empresariado, digamos, sería mucho más importante que los banqueros y el sistema financiero. Los empresarios pueden ayudar a crecer y eso significa reordenar el sistema financiero. A mí lo que me obsesiona es cómo recuperás en un año el mercado interno y en paralelo avanzar en un sistema de promoción. Son dos cosas que yo sé hacer muy bien.

Para Bocco, el comentario sobre las Leliq y el dólar no fue desacertado

-¿Por qué teniendo tantos economistas a su alrededor, Alberto comete errores conceptuales respecto de valoraciones de la economía, por ejemplo lo que dijo de las Leliq?

-Vino bien intencionado con una expresión retórica muy amañada. Nunca dijo que iba a defaultear a las Leliq ni la tasa de interés.

-¿Fue acertado decir ese comentario igual que lo del dólar atrasado en este momento tan sensible?

-Hasta ese momento no había discusión, era una campaña aburrida, y le puso un condimento. Alberto disparó todo un debate económico, dejó muy expuesto a Macri. Al comienzo se intentó demostrar que ese comentario era una catástrofe y se terminó convirtiendo en un problema que dejó sin discurso a Macri, fue muy hábil plantearlo, A partir de allí no dejó de crecer en los votos y las encuestas.

-Insisto: uno recuerda siempre la fotografía del año 89, con Guido Di Tellia diciendo algo similar sobre el dólar atrasado y todo lo que vino después...

-Eso le puede pasar a Macri ahora, ya.

-Pero justamente, si eso le puede pasar sin decir nada, es arriesgado mencionarlo.

-Yo no lo veo riesgoso, porque es lo que sucedió en su momento y fue acertado darle un golpe fuerte al volante y un "volantazo" a la campaña y centrarnos en el tema económico. Entonces, ahí el gobierno se ve obligado a hablar. Los medios que apoyan al gobierno se ven obligados a hacerlo.

  Bocco en un mano a mano con el Post  

-No voy a insistir, porque se ve que para usted está bien. ¿Qué piensa sobre bajar los intereses a las Leliq? ¿Está de acuerdo? ¿Es factible?

-Sí, estoy de acuerdo. Técnicamente no es imposible, es perfectamente posible. Y sin costos. Solo apelando a la normativa del Banco Central. Cambiás el funcionamiento y con eso, tranquilamente conseguís que bajen los intereses. Luego te vas manejando con "artilugios" que te permiten las mismas normas -como la Ley de Entidades Financieras- y manejás toda esa transición.