"Ser mujer, joven y kirchnerista, son pecados que no muchos perdonan" - Mendoza Post
Sábado 11 May 2019Sábado, 11/05/19 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Tiene 35, y hace nueve años que llegó al Congreso de la Nación. Primero como diputada y ahora como senadora kirchnerista.

Poco queda de aquella joven de 26 años que tenía la orden de no hablar con los medios, bajo ese régimen interno que impuso la agrupación La Cámpora comandada por Máximo Kirchner, años atrás.

Anabel Fernández Sagasti se presentó oficialmente en el Le Parc como precandidata a gobernadora de su sector Unidad Ciudadana (UC) en las PASO del peronismo local. Siente y encarna la síntesis del trasvase generacional que impulsó a "dedazos" Cristina Fernández en 2011.

"Hace dos años que empezamos a soñar con la posibilidad de construir una candidatura. Y de ahí formamos equipo, alianzas y comenzamos a caminar el territorio", dijo al comienzo de esta charla con el Post en su oficina del histórico edificio del Pasaje San Martín.

Se presiente clima de sororidad (solidaridad entre mujeres) en el ámbito de la aspirante a gobernadora, acorde a estos tiempos. Su equipo de campaña está compuesto en buena parte por mujeres jóvenes y varias millennials. Se respira mucha tecnología, conectividad mezclada con mate.

También leé: Anabel se lanzó y presentó a sus precandidatos

"Venimos recorriendo un camino desde hace varios años. Soy de una generación que entiende que es hora de tener en Mendoza dirigentes valientes. Que se animen a ponerse de acuerdo con personas de pensamiento diferente, partidos, empresarios, sectores económicos, sindicales, sociales o eclesiásticos. Hemos tenido la suerte de haber nacido en democracia y tenemos una forma de ver distinta a las instituciones, la forma de llevar a cabo el Estado y cómo tenemos que trabajar para la sociedad", dice, locuaz, en el preludio de la entrevista.

Confianza ciega

-¿Cuánto influyó Cristina en esta decisión?

-La verdad es que es algo que yo le conté a ella. O sea, fue al revés... Cristina es una persona que apuesta mucho a la juventud y a las nuevas generaciones, aunque ya no soy tan joven. Cuando fui diputada nacional tenía 26 años. Pero ella también entiende lo que sentimos los que somos de provincia, y nuestro sentimiento de pertenencia. Tiene empatía con eso. Así es que no hizo falta explicar nuestro sentimiento de mostrar una nueva cara para Mendoza.

-De todos modos, llegó al Congreso por un "dedazo" de Cristina. ¿Lo puede recordar?

-Sí claro, cómo olvidarlo. Fue un desafío en lo profesional y lo personal. Fue muy duro con los dirigentes peronistas, pero con el tiempo nos comenzaron a conocer y ver cómo trabajamos y comenzamos a hacer sinergia. Ahora en nuestras listas está el gobernador de ese momento (Celso Jaque, ahora precandidato a intendente de Malargüe).

-¿Y qué le dijo Jaque en aquel momento?

-Me felicitó, es un caballero, la verdad es que Celso es un compañero del cual siempre aprendo. Fue el que mejor se porto en términos personales.

-Es decir que sufrió destrato...

-Si, bastante. Y me sigue pasando, no en ese nivel, pero ser mujer, joven y kirchnerista, son tres pecados que no muchos perdonan.

-Menos mal que es rubia... (ironía del entrevistador que es "plenamente" morocho)

-Siii (se ríe), bueno es como le pasa a todas las mujeres en todos los ámbitos. La realidad es que sigue sucediendo y en aquella época fue peor.

-Había internas internas feroces en el PJ en ese momento por ese cargo de primer candidato a diputado nacional.

-Era un lugar que muchos querían. Incluso a título personal, pero no como un de proyecto político. Lo que pasa es que Cristina apostó a una generación y desde ahí construimos un proyecto para Mendoza, que está en ebullición con mi candidatura después de tantos años.

-¿Qué cambió en usted en estos nueve años?

-Crecí mucho, aprendí y sigo aprendiendo. Es la posibilidad que da un cargo de representatividad rodeada de personas con mucha experiencia, con ex gobernadores, ex intendentes en el Congreso. Y además estar sentada al lado del cuadro político más importante de los últimos 50 años es y una fuente de aprendizaje inagotable.

La posibilidad de ser legisladora me permitió conocer a Mendoza de modo integral. En los aspectos productivo y humano. El trabajo legislativo me hace estudiar todos los temas y me permite tener una visión de la provincia con respecto al país o al mundo.

-¿Con quién se lleva bien del oficialismo?

-Tengo buen trato con todos y si es por los intereses de Mendoza con más razón.

Las listas

-Todavía no entiendo cómo Guillermo Amstutz es su candidato en Las Heras sabiendo lo que piensa él y además que no es ninguna renovación política como declama el kirchnerismo.

-A mi me alegra mucho que haya compañeros como Guillemo, como Alejandro Abraham (precandidato a intendente en Guaymallén) u Omar Parisi (precandidato a intendente en Luján) que acompañen en nuestras listas (Nota del autor: menos Abraham, todos delegados -incluyendo a Jorge Tanús-, de Carlos Ciurca el estratega en las sombras de UC). Primero porque necesitamos de sus experiencias, acá no es renovación por renovación. Los necesitamos porque vamos a recibir una provincia y unas intendencias en condiciones muy difíciles. Segundo, no sólo con ellos sino con todos, tenemos un compromiso del equipo de intendentes con la fórmula a gobernador, que vamos a formar nuevos cuadros de gestión. Es algo que me preocupa porque solamente podés formar cuadros gestionando. No hay una escuela de gestión pública. Y tercero, que desde el último candidato suplente a concejal hasta yo que soy cabeza de lista, todos estamos dentro de un mismo proyecto nacional ya sean los que se han incluido ahora o quienes venían desde antes y para mi esto tiene un valor enorme.

-¿Y cuál es el proyecto nacional?

-El de Cristina Fernández de Kirchner.

-Deme tres ejes de ese proyecto de Cristina.

-Defensa de la industria, mercado interno y la soberanía nacional. Y necesitamos un proyecto de estas características para que Mendoza pueda crecer. Quiénes dicen que esta elección es provincial y que no hay que hablar de lo nacional, mienten.

-¿Por qué mienten?

-Porque Mendoza no se puede desarrollar en un proyecto de país como el de Mauricio Macri. Lo estamos viendo. Nosotros no trabajamos desde la timba financiera ni somos todos propietarios de eléctricas o accionistas de Ecogas. Nosotros trabajamos desde la agroproducción, desde el petróleo y el turismo. Este proyecto nos está ahogando, en el mejor de casos, a todos los que vivimos en Mendoza.

Por eso a Cornejo no le conviene hablar de quién es su referente, para no personalizarlo. Porque sabe que Macri es un salvavidas de plomo. Y el otro sector del peronismo tampoco, porque no tiene referente, o sí, y no quieren decirlo. (José Luis) Ramón lo mismo.

También leé: Bermejo armó su fórmula y habrá Paso con Fernández Sagasti

Qué me digan cómo van a generar más empleo. Qué diga (Rodolfo) Suarez (precandidato de Alfredo Cornejo en Cambia Mendoza) cómo hará para tener una provincia generadora de empleo sino tiene un contexto nacional que lo favorezca. Si no que explique Cornejo por qué no puede bajar la inflación o frenar el dólar o parar las importaciones de vino. Evidentemente un gobernador o gobernadora necesita de un presidente o una presidenta que lo acompañe para desarrollar la provincia.

No somos una isla, ojalá el próximo gobernador pueda tener más injerencia en lo económico para generar más empleo. Pero hoy el gobierno de Mendoza produce una mínima parte de cualquier política económica aplicada aquí, todo lo demás es por decisiones nacionales.

-Es difícil revertir esa ecuación para quien gane la gobernación.

-Es difícil pero depende de una decisión política. Y eso es lo que le ha faltado a este gobernador y a los anteriores. Es decir intervenir en la economía de un modo eficiente.

-Por lo que sé Cristina no ha sido tan federal. No dotó de herramientas a las provincias para aplicar políticas propias.

-Pocos recuerdan que Cristina le dio la respuesta a un reclamo histórico de Mendoza que era bajar el régimen de promoción industrial en la región que beneficiaba a San Luis, San Juan y La Rioja. Eso lo hizo a través de un decreto y nunca más se habló de eso. También hizo algo importante que fue el Fondo Solidario de la Soja que salía de los derechos de exportación. No tenía ninguna obligación y lo hizo para que llegara de modo automático a las provincias y a las comunas y que debían estar destinados para la obra pública. Macri nos lo sacó por decreto y el gobernador no levantó la mano ni la voz para que no nos quitaran esos fondos. Gracias a esos fondos tenemos el (Espacio Cultural) Le Parc o el estadio cubierto o los espacios deportivos en Las Heras.

-Sí pero lo mejor hubiera sido que pasara por el Congreso para que fuera por ley y de ese modo difícilmente se podría haber eliminado.

-Puede ser, pero ha sido la medida más federal en la historia del país porque cada intendente o gobernador decidía dónde se destinaba el dinero con la restricción que no debía ser para gastos corrientes.

Nación y provincia

-¿Tiene opinión sobre el documento de los intelectuales K llamado el Manifiesto Argentino?

-¿El que habla de la reforma constitucional?

-Claro, proponen limitar importaciones, reemplazar el Poder Judicial de la Nación por jueces populares, no pagar la deuda externa, desarmar los multimedios, y que a la Corte puedan lleguen personas con formación en derecho pero sin la necesidad de ser abogados.

-No lo he leído con profundidad, soy una amante del Derecho Constitucional y ya lo leeré con tiempo. Pero creo que nos debemos concentrar en la Constitución de Mendoza y creo que esta generación debe reformarla después de cien años.

-Pero veníamos hablando de la Nación...

-Está bien, a nivel nacional entiendo que tiene muchas cosas pendientes y que deben solucionarse rápido y no esperar una reforma constitucional.

-¿Cómo qué?

-Como la deuda externa, que hay que pagarla lamentablemente vamos a recibir una bomba de tiempo. Será muy difícil explicar a los argentinos que una vez más endeudaron e hipotecaron nuestro futuro y que nos tenemos que hacer cargo de una deuda que no sabemos dónde está.

-¿Y qué hay que cambiar de la Constitución de Mendoza?

-Hay que reformarla toda. Todavía existe la prohibición para las personas con discapacidad para los cargos electivos, por ejemplo. Y en el caso de las reelecciones propongo que sólo haya una reelección consecutiva para todos los cargos.

Y si soy elegida gobernadora voy a impulsar la reforma de la Constitución y me voy a excluir de ser reelecta. Necesitamos gobernadores que dialoguen con la Historia y no con la coyuntura solamente. Una vez por lo menos.

-¿Para usted cuál es la matriz productiva que debe tener Mendoza?

-Nosotros pensamos que tiene que ser diversificada y hay que darle impulso a la industria del conocimiento de hecho trataremos una ley en el senado. Tiene que ver con la biotecnología, el software y el desarrollo audiovisual. En Mendoza tenemos dos canales públicos: Acequia y Señal U que podríamos tener productos mendocinos de vanguardia porque tenemos excelentes profesionales. Este gobierno la verdad que ha desfinanciado nuestro canal público (Acequia) y tenemos excelentes trabajadores allí que podrían estar haciendo una industria pujante. La industria del conocimiento es la cuarta en el ranking, más que la petroquímica. Además en ese desarrollo puede insertar en las otras industrias como el petróleo, la agroindustria o el mismo turismo.

-¿Y la minería?

-Estoy dispuesta a discutirla en el marco de la ley que tenemos hoy que es la 7722 y en los lugares donde haya consenso para aplicarla y estoy convencida que tenemos que tener una empresa provincial minera para acompañar a todos los proyectos que se puedan hacer en ese marco.

..................

Cómo la vi: Hay una esmerada construcción de la candidatura, se nota el tiempo de preparación para este momento. Transmite la seguridad de quien sabe que jugará una ficha importante en su vida política pero que no es la última y tendrá más oportunidades. Sabe que CFK es su paraguas. Se la escucha sincera cuando dice que no sabe si su jefa será candidata pero aduce que, conociéndola, lo dirá sobre el límite del plazo. Coloquialmente esboza algunos propósitos del kirchnerismo si  llega a la presidencia al criticar las arbitrariedades de los presidentes de otorgar fondos como los ATN y en ese tren señala: "Hay que modificar la Constitución Nacional".