Diferencias entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito

¿Sabés cuál es la principal diferencia? ¿Y las demás? Te contamos todo lo que tenés que saber sobre cada una.

Diferencias entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito

Por: Mendoza Post

 Puede suceder que no todos terminamos de comprender la diferencia entre tarjeta de crédito y débito, ¿no? Y es que, a simple vista, parecieran ser idénticas: un plástico que es la llave a nuestras finanzas personales.

Sin embargo, sí existe una amplia diferencia entre tarjeta de crédito y débito -o deberíamos decir "diferencias"- que es muy importante conocer para no cometer errores al momento de pagar.

No importa la cantidad de veces que hayas escuchado decir "tarjeta de crédito", ¿realmente sabés cómo funcionan? Por eso, para que te dejes de sentir como el famoso meme de Spiderman cuando hablás de tarjetas, preparamos este artículo para vos.

 Fuente: Unsplash.

La principal diferencia entre tarjeta de crédito y débito

Sí, dijimos que habían varias diferencias. Sin embargo, la más importante de ellas -y que permite entender más fácilmente las demás- son los fondos. Es decir, de dónde sacás la plata cuando usás el plástico.

Así, la tarjeta de débito siempre está asociada a una cuenta que tengás en el banco y, por lo tanto, al saldo que haya en la misma, ya sea cuenta de ahorro o corriente. Mientras que la tarjeta de crédito permite operar con dinero prestado por la entidad financiera.

Básicamente, con una tarjeta gastás lo que tenés, y con la otra contraés una deuda con el banco que vas a poder pagar de diferentes maneras (a una cuota o más). 

Tarjeta de débito

Usos: este tipo de tarjetas es el más común y suele ser el primer producto financiero al que una persona accede, generalmente, porque se obtienen a través del trabajo ya que tienden a habilitar tarjeta de débito para depositar el sueldo.

Es muy útil para realizar compras de todo tipo y retirar efectivo de los cajeros, pero también permite evitar los billetes e, incluso, ahorrar.

Funcionamiento: a través de la banda magnética o el chip de la tarjeta, los posnet leen la información de la cuenta de la cual se extrae el dinero. Si la compra es online, los datos los ingresás manualmente. Antes era regla tener que firmar un comprobante, pero con la tecnología de hoy en día ya no es necesario.

¿Cómo activar una tarjeta de débito? Solo tenés que ponerla en un cajero y generar el PIN de seguridad. Y ¡listo!

Intereses y comisiones: en general, estas tarjetas no tienen cobro de comisiones, con excepción perder el plástico -y tener que reponerlo- o sacar plata en cajeros que no son del banco emisor de la tarjeta.

 Fuente: Pexels.

Tarjeta de crédito

Usos: pueden hacerse muchas cosas con una tarjeta de crédito, pero la más común es comprar bienes y servicios en cuotas, gracias a la financiación del banco.

Funcionamiento: al ingresar los datos de la tarjeta se realiza el proceso de préstamo y la entidad financiera sabe a qué cuenta le está prestando el dinero.

La suma de todas las compras y pagos que se hagan con tu tarjeta de crédito durante un mes, así como las deudas que acumules de meses anteriores, es lo que aparece en el resumen y lo que vas a tener que pagar. Podés hacerlo mes a mes o ir abonando diferentes sumas, según tus posibilidades.

Para sacar tarjeta de crédito tenés que cumplir con ciertos requisitos como ser mayor de edad y tener un buen historial crediticio.

Intereses y comisiones: algunas de las comisiones comunes son por anualidad, mantenimiento, pagos tardíos o disposición de efectivo. En cuanto a los intereses, se empiezan a cobrar en caso de que no pagués el total de cada resumen, mes a mes: si acumulás deuda, también acumulás intereses.

 Fuente: Pixabay.

Somos tan distintos e iguales

Más allá de sus diferencias, tanto la tarjeta de crédito como la de débito son productos financieros muy útiles para el día a día. También son una gran alternativa para no tener que llevar el efectivo todo el tiempo con vos

Es que, como medios de pago, estas tarjetas todavía la siguen rockeando. Y a través de entidades como Naranja X podés adquirirlas de manera sencilla.

Esta nota habla de: