Retenciones a las exportaciones de vino: ¿Error o daño colateral? - Mendoza Post
Miércoles 6 Ene 2021
porAna Montes de Oca
Periodista

Las repercusiones por la decisión del gobierno nacional de aumentar las retenciones a las exportaciones del vino y del mosto no se hicieron esperar. Patricia Ortíz, de Bodegas de Argentina, dijo incluso que "es tan contradictorio el decreto que hasta pensamos que alguien pudo haber cometido un error". 

Sin embargo, Mario Lazzaro, de ProMendoza, puso el foco en "adónde apunta el decreto". Es que el decreto 1060/2020 que salió publicado el 31 de enero, cambia las alícuotas de todos los productos agrícolas. "Hay ahí algunos que pasan a tributar cero, otros tres, otros como el viuno y el mosto 4,5 pero también hay algunos que pasan al 9, al 12 o más", precisó Lazzaro. 

Esos productos son principalmente los granos y sus derivados. Es decir, el decreto le apuntó al campo que mueve millones y, como para disimular, subieron las retenciones al vino. "En la volteada pagamos nosotros pero el tarascón grande era para los granos", dijo Lazzaro. 

Patricia ortíz, de Bodegas de Argentina cree que pudo ser un error

Patricia Ortíz, remarcó que el espíritu del decreto asegura que la idea es por un lado favorecer las economías regionales y, por el otro, a mayor valor agregado, haya menos retenciones: "Pero al final termina aumentando al vino y al mosto que son, justamente, de los productos que mayor valor agregado tienen, por eso nosotros pensamos que por ahí alguien cometió un error", expresó. 

Para el campo por 72 horas por el cepo al maíz

El decreto dispuso que las retenciones a las exportaciones pasan al 4,5% pero sin el tope de los $3 por dólar que regía hasta al 31 de enero. Esto es para evitar que el etenido quede licuado por la inflación y termina siendo de alrededor de $3,50 por dólar

Por otro lado, el impacto para los exportadores no es tan importante dado que, hace dos mess, el gobierno aumentó los reintegros a las exportaciones, que pasaron de 3,5% a 7%. Pero lo cierto es que todo lo que signifique un aumento en los costos para la industria, terminan recayendo en el precio de la uva, pero cuando hay algún beneficio (como el aumento de los reintegros), estos nunca le llegan al productor. 

"Es probable que se hagan contratos anticipados pero hoy es una situación y a mitad de año no se sabe qué va a pasar", señaló Lazzaro y alertó que "esa incertidumbre hace que no se genere una relación permanente y estable entre las partes y eso redunda en pérdidas". 

Mario Lazzaro, de ProMendoza, cree que "el tarascón era para el campo sojero"

En tanto, los productores mendocinos comenzaron a organizarse para poner un precio de referencia antes de que pase lo que sucede todos los años que es que tienen que vender sin saber aún cuál es el precio, o terminan vendiedno a doce meses en cheques de montos fijos que se licúan con la inflación. Por eso, también proponen unirse y plantear que, si venden financiado, el precio se ponga en dólares. 

 Ganadores, perdeores y apuestas del comercio exterior de Mendoza


Esta nota habla de: