Papelón de Conmebol: Junior y River jugaron en medio de una guerra - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 12 May 2021

Desde el comienzo del día la situación era tensa en Barranquilla. Sin embargo, los medios locales indicaban -con seguridad- que era la ciudad más tranquila del país en cuanto a las protestas que se han dado en los últimos días en Colombia. Allí River se mediría con Junior gracias a las garantías de seguridad que dio la Alcaldía y la Conmebol. Nada de eso sucedió. Papelón.

Desde la salida de los equipos hacia el estadio Romelio Martínez (no se jugó en el Metropolitano porque se está remodelando para la Copa América), hasta en los minutos previos al partido, todo fue complejo para ambas delegaciones por los manifestantes. Tanto así que River no pudo hacer un calentamiento normal y debió posponerlo por los gases lacrimógenos que ingresaban al recinto, el cual presenta una estructura vulnerable ante este tipo de situaciones.

El partido se inició con normalidad, Conmebol dijo que estaban las condiciones dadas y el calendario aprieta, entre Libertadores, Sudamericana y seis semanas seguidas de competencia que se aglutinaron por una desorganización insólita. Afuera se escuchaban tiros y explosiones. Sólo importaba la continuidad del juego, o al menos eso parecía.

Ver también: Argentinos Juniors perdió el invicto en la copa

Así, tras el gol de Junior a los 20 minutos, nuevamente gases comenzaron a ingresar al estadio, Gallardo fue el primero que acusó la molestia y le siguieron jugadores de ambos equipos. La suspensión fue inevitable pero sólo por unos minutos hasta que volvió a reanudarse.

En los alrededores era una verdadera guerra: tiros, estruendos y manifestantes intentando ingresar al estadio. La idea era clara, visibilizar su protesta y que mejor momento que la visita de, quizá, el club que domina el fútbol del continente hace casi siete años.

Entonces, la "ciudad más tranquila" del país, se volvió uno de los principales focos de conflicto. La gente se opuso a la disputa del partido, aunque por los papelones dirigenciales no lo logró. La multitud también va en contra de la disputa de la Copa América, la cual empezaría en un mes y cuya final, casualmente, debe jugarse en Barranquilla.

En la cancha perdió River, o Junior, o empataron. La realidad es que perdieron todos y que quedó demostrado que sólo importa que la pelota siga rodando más allá de cualquier guerra que se esté desatando afuera. Habrá que tener atención en el encuentro de este jueves entre el América de Cali y Atlético Mineiro y será referencia para las próximas semanas. Aunque quedó demostrado que no es viable y/o inteligente jugar en Colombia por los próximos meses.

Ver también: Atlético de Madrid ganó y quedó muy cerca del título

Esta nota habla de: