El brasileño que nadie conoce en Barcelona - Mendoza Post
Por: mendoza postLunes 24 May 2021 23 días atrás

El FC Barcelona terminó tercero en la temporada 2020-21 de la liga española y esto no dejó para nada feliz al reciente ascendido presidente, Joan Laporta, que en marzo comenzó su segundo período en el club. Según publicó el medio deportivo Bitbol mandatario avisó días atrás que se viene "una revolución" dentro del club y apuntó principalmente al primer equipo de fútbol, el cual ve "desmejorado y conformista", entre otras críticas.

A su vez, Ronald Koeman, el entrenador, que está en franca duda para la próxima temporada, declaró tras el último partido, que fue victoria sobre el Eibar por 1-0 con gol de Griezmann que "esta plantilla no tiene el nivel para el Barcelona", lo que despertó un tsunami de reacciones.

Pero cuando se refiere a que el equipo no tiene nivel seguramente habla de jugadores que no están para vestir la playera del Barcelona: Martin Braithwaite, Trincao, Dest, Umtiti, Riqui Puig no tienen el visto bueno del holandés. No obstante, existe uno que ni siquiera tiene el visto, es decir, que ni siquiera debe haber sido registrado por Koeman: Matheus Fernandes, un ignoto brasileño que es parte del primer equipo.

Matheus Fernandes es uno de esos fichajes al azar si ningún tipo de explicación que llegaron en la gestión del anterior presidente, Josep Bartomeu, y que no responde a ningún tipo de característica que debe tener un futbolista del FC Barcelona. En enero del 2020 llegó a España y fue cedido a Valladolid en donde, a duras penas, jugó tres partidos.

En absoluto silenció se sumó al Barça a partir de agosto del 2020 cuando asumió Koeman para la pretemporada pero no fue presentado y el DT holandés no lo puso ni un solo minuto en toda la liga 2020-21. Apenas jugó unos minutos en un partido de la Champions, frente al Dinamo Kiev. No obstante todo esto, la oscura operación de su fichaje tiene responsables: Eric Abidal, que fue director deportivo hasta el 2020, y André Cury, un brasileño ojeador de jugadores que trabajó hasta hace poco para el Barça en Sudamérica.

Tiene contrato hasta el 2025 y una insólita cláusula de 300 millones de euros (vaya uno a saber para qué) pero está más que claro que Laporta le dará la salida de inmediato en las próximas semanas. Él no tiene la culpa. La actual auditoría que se está llevando a cabo encontrará más culpables, seguramente.

Ver: Se recuperaron 13 jugadores de River de cara al partido con Fluminense



Esta nota habla de: