Post: Mendoza PostJueves 12 Jul 2018 4 días atrás

 Un informe del Consejo de la Magistratura dejó en evidencia las serias dificultades de la Justicia para condenar la corrupción. Sólo el 2% de los casos denunciados recibieron una pena.

El informe analizó en detalle 579 causas de corrupción que fueron a juicio en las últimas dos décadas en seis tribunales orales federales de la Ciudad de Buenos Aires. 

Entre 1996 y 2006 solo el 32% de los casos tuvieron condena, en tanto, el 34% de los implicados resultaron absueltos. De ese porcentaje que quedaron sin condena, el 32% lo hizo debido a que la causa prescribió, es decir, que la Justicia fue lenta, según publicó diario La Nación.

La lentitud de la Justicia es una de las principales causas de la prescripción de los expedientes. 

Los números reales indican que de 100 funcionarios enjuiciados, solo 8 llegaron a juicio oral y de ese número final solo seis fueron condenados o absueltos.

La auditoria también reveló que el Tribunal Oral Federal N°4 fue el que más causas registró y el que más absoluciones concedió. 180 expedientes, de los cuales el 38% fue sobreseído.

Por otro lado, el Tribunal Oral Federal N°6 dictó el 52% de las sentencias condenatorias sobre el total de sus expedientes.

José López, un escandaloso caso de corrupción en la era "K".

El caso Salgado

En la provincia el caso más resonante de los últimos años que obtuvo sentencia fue el de Sergio Salgado.

El ex intendente de Santa Rosa fue imputado por tres causas: el cobro de estacionamiento en "La Salada" que se instaló en dicha comuna el cual no se pudo justificar su destino, la compra de combustible con facturas truchas para el municipio y la construcción de una planta de alimentos para ganado y la emisión de facturas truchas por 1,3 millones para un lubricentro que no era proveedor de la provincia. 

Salgado pasó ocho meses en el penal de San Felipe, en prisión preventiva y finalmente fue condenado este año a cinco años de prisión. No obstante, aún no ira a prisión ya que el fallo fue apelado. 

El ex intendente, Sergio Salgado.