Post: Mendoza PostJueves 12 Jul 2018 5 días atrás

El primero en "patear el tablero" fue Alfredo Cornejo, quien le pidió a Mauricio Macri que se enfoque en el crecimiento en lugar de seguir ajustando. Lo contó ayer el Post con lujo de detalles.

Vidal y Larreta están enfrentados con la facción más dura, integrada por Marcos Peña, Lopetegui y Quintana. 

Ahora, es el turno de la denominada "ala política" de PRO, que incluye a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal ; al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , y al asesor y amigo del presidente Nicolás Caputo.

Todos ellos, según refiere hoy diario La Nación, ven serios nubarrones en la economía y ponen reparos a la "falta de política" en la implementación del ajuste que se viene.

Macri y Cornejo, esta semana

"Falta política. Se decide todo entre el Presidente y ese triángulo. Algunas medidas se hacen sin sensibilidad, sin usar el sentido común", dijo a ese matutino uno de los referentes del grupo referido.

Refiere a las medidas de ajuste que se tomaron en los últimos días y que, siempre según La Nación, habrían salido del despacho del vicefeje de Gabinete Mario Quintana.

Ver además: Cornejo le pidió a Macri crecimiento antes que ajuste

"¿Les vas a cortar todo y después les pedís apoyo?", dijo al mismo diario otro alto funcionario respecto del pedido de acompañamiento del oficialismo al peronismo.

No obstante, en el entorno del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, habrían desmentido que las medidas de ajuste anunciadas afecten la obra pública y las transferencias a esas provincias.

Frigerio desmiente que se ponga en riesgo la transferencia de dinero a las provincias

Como sea, los señalamientos de Vidal no han sido solo en el ámbito privado: este miércoles, durante la presentación de su plan de descuentos para supermercados del Banco Provincia, lo dijo con todas las letras.

"Sabemos que la inflación es más que la esperada y está pegando mucho más en los alimentos", reconoció la mandataria. Y avanzó: "Estamos transitando meses difíciles, pero estamos convencidos de que vamos a superarlos juntos, de que la provincia y la Argentina se va a poner de pie. Hay que estar más juntos que nunca y el Estado no puede mirar para otro lado".

En ese contexto, en el entorno de Vidal aparece una pregunta inquietante: ¿Y si el ajuste se lleva buena parte de los puntos de coparticipación que le devolvió el Presidente?

Y si algo le faltaba a la ensalada, apareció Elisa Carrió, quien advirtió a los gobernadores con tono amenazante: "¿Por qué nadie fue tan 'machito' para ir a reclamarle a Cristina, que le robaba todos los días la coparticipación? Hay mucha equidad con los gobernadores al lado de Cristina. Lamento que no le hayan pedido nunca a Cristina lo que le piden hoy al Gobierno nacional", criticó Lilita, al tiempo que ratificó que las provincias que quieran hacer nuevas obras tienen que firmar el presupuesto nacional.

No se sabe cómo seguirá la novela, pero seguro que será para alquilar balcones.

Carrió se metió de lleno en la discusión