Post: Mendoza PostMiércoles 11 Jul 2018 5 días atrás

El diario global de habla hispana El País lo presentó en una entrevista como un peronista moderado y desde esa perspectiva le preguntó por qué no hay aborto legal en Argentina como sí lo hay en España o en la misma Italia, el país de la residencia de Iglesia Católica.

Juan Manuel Urtubey, el gobernador salteño está en Madrid participando de la cumbre en "innovación tecnológica y economía circular", donde también participa el ex presidente estadounidense Barak Obama.

Desde ese lugar se le nota la incomodidad por la discusión parlamentaria que se lleva adelante en el Senado de la Nación y advierte que se buscan producir cambios al texto del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo que fue aprobado en la Cámara de Diputados.

En su provincia ("una de las más pobres de Argentina", según El País) modificó el protocolo de aborto punible por el caso de una niña de 11 años embarazada por una violación. Lo hizo a tracción de campañas en las redes sociales impulsadas por los grupos feministas.

Ahora responde quirúrgicamente para no extremar su tradicionalismo salteño y sostener su rechazo a la legalización.

Su pensamiento ha avanzado hasta la despenalización de la práctica pero a la legalización y advierte que habrá un intento de los sectores más conservadores una salida intermedia y progresiva al asunto en discusión.

"Se está planteando una instancia previa a la despenalización. Creemos que una instancia intermedia en Argentina, por su formato cultural y demás, podría abrir un proceso gradual. Pero yo no he dado instrucciones a mis senadores. Yo no presiono. En Diputados yo planteé una posición contra la ley y los legisladores de mi provincia votaron de otra manera. Yo nunca estuve en posición radical contra la despenalización del aborto. No puede ser que la mujer sea encarcelada por abortar. Pasó en mi provincia y armamos todos los protocolos para evitar que suceda. Pero el problema es encontrar un camino para buscar consensos", aseguró.

"Creo que se perdió la posibilidad de ir a puntos de encuentro. Algunos senadores están planteando modificaciones en la ley que puedan acercar las posiciones. La actual situación de penalización no se sostiene, hay una enorme mayoría de argentinos que quiere cambiar la ley del aborto, pero hay resistencias. Exploremos un punto intermedio", remarcó.

No volteen a Macri

Dice que es probable que un sector del peronismo que quiere voltear a Mauricio Macri e inmendiatamente apunta al mismo presidente por haber fortalecido artificialmente al kirchnerismo para generar un enemigo electoral.

Y a renglón seguido remarca que el sector de Cristina Fernández "no tiene fuerza para voltear a Macri pero tampoco para volver al poder". Ergo es él la alternativa peronista a Macri.

Urtubey se plantó en su posición de tercero en discordia cuando le preguntan retóricamente que sí hay una parte del peronismo y le recuerdan que ningún presidente no peronista ha terminado su mandato.

La respuesta de Urtubey es milimétrica: "Es cierto, el más cercano fue Raúl Alfonsín, que terminó seis meses antes en un caos complicado. Puede ser que haya alguna parte del peronismo que quiera voltear a Macri pero nosotros estamos comprometidos para que pueda acabar su mandato. El problema es que el Gobierno ha construido artificialmente una fortaleza del sector más radicalizado alrededor de la expresidenta Cristina Kirchner. Les funcionó bien para las elecciones pero generó un gran problema. Ese sector no tiene fuerza para voltear a Macri pero tampoco para volver al poder".

Los otros tópicos de la entrevista además por el debate sobre aborto legal, fueron su aspiración presidencial, y el FMI y la Argentina.

Candidato peronista

"No alcanza solo con el peronismo. Hay que construir un frente más amplio. Un problema de la Argentina es el bajo nivel de institucionalidad, y el peronismo tiene mucha responsabilidad en eso. Tenemos que crear una alternativa superadora sin Cristina Kirchner, que pase por arriba de la grieta, de esta dicotomía entre Macri y Cristina que está deteniendo el crecimiento de Argentina. Y ahí iremos con el candidato más competitivo. Podré ser yo o cualquiera, pero no se puede construir un espacio sobre la base de una persona. Eso ya lo hicimos y nos fue mal. En Argentina en la política, en la institucionalidad, hasta en el fútbol, tenemos que salir del personalismo. Argentina necesita un peronismo moderno, razonable."

El FMI y Argentina

"Para nosotros fue traumática la historia del FMI. Hay una especie de herencia cultural, cuando aparece el FMI nos asustamos. La llegada del FMI es la expresión del fracaso de la dirigencia argentina, no pudimos acordar políticas públicas entre nosotros sin necesidad de intervención foránea. La Argentina ha abusado de la política monetaria como único instrumento. Si siempre hemos hecho lo mismo y nos fue mal, ¿por qué ahora nos iba a ir mejor? Con tasas de interés del 50% es imposible que haya inversión productiva. Como no se hizo nada, el mercado resolvió lo que no hizo el Estado."