Post: Mendoza PostMiércoles 11 Jul 2018 6 días atrás

En Argentina la falta de empleo para jóvenes profesionales preocupa a quienes están decidiendo su futuro o terminando su carrera universitaria pero hay una carrera que tiene el futuro asegurado.

Aerolíneas, el SMN, el ejército, entre otras instituciones buscan profesionales del clima.

Se trata de los expertos en Ciencias de la atmósfera, mejor conocidos como meteorólogos, de la que se gradúan solo cinco personas por año en todo el país y la cual estudian solo 180 alumnos en todo el territorio nacional.

La parte buena es que todo aquel que termine la carrera, tiene trabajo asegurado ya que se necesitan cientos de meteorólogos en todo el país: "Hay empleo pleno. Si hay meteorólogos sin trabajo, es porque no se dedican a la meteorología. Todos los egresados consiguen trabajo o becas de investigación del CONICET, incluso muchos estudiantes son buscados", confirmó al portal Infobae Álvaro Scardilli, presidente del Centro Argentino de Meteorólogos (CAM).

La información sobre esta carrera se da en el marco del día del meteorólogo que se celebra hoy en conmemoración de la inauguración del CAM y que tan solo 1000 personas podrán festejar.

Poder predecir desastres naturales tiene el trabajo asegurado.

El acceso a la carrera, que dura cinco años más el CBC en la UBA, no es fácil ya que tan solo dos universidades en el país la dictan: la de Buenos Aires y la de La Plata. "Antes la carrera era Ciencias meteorológicas porque tenía aplicación solo en el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y en la aviación. Ahora es Ciencias de la atmósfera porque es mucho más abarcativa. Se abrieron ramas como recursos hídricos, agricultura, impactos del cambio climático, cuestiones de interacción entre la atmósfera y los océanos, y temas vinculados a la salud", precisó Inés Camilloni, secretaria académica de la Facultad de Exactas y profesora de la carrera.

Quienes se reciban podrán trabajar tanto en el Servicio Meteorólogico Nacional que necesita profesionales como en las Fuerzas Armadas y la Marina, donde se requieren meteorólogos que ayuden a definir la viabilidad de las operaciones. El INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) también incorpora profesionales del clima para saber qué hacer con las cosechas. En el ámbito privado, aerolíneas y consultoras están a la búsqueda.