Post: Mendoza PostLunes 16 Abr 2018Lunes, 16/04/18 atrás

Una de las bancas narcos que pelea por el control territorial en la ciudad de Rosario, el clan Funes, desató un conflicto en el pabellón 14 de máxima seguridad de la cárcel de Piñero, cuando reclamaban por el uso de celulares dentro del recinto, recalcando su necesidad de estar comunicados con el exterior.

Alan y Lautaro Funes aprovecharon la visita de sus familiares para iniciar la protesta en pedido de la utilización de teléfonos móviles para comunicarse con el exterior.

Los visitantes se negaron a dejar la cárcel y apoyaron la protesta, otros visitantes que también estaban en la penitenciaría se sumaron al reclamo. En horas de la noche, eran 40 familiares los que permanecieron y mantuvieron la protesta viva.

En horas de la noche terminó la protesta en la cárcel de Piñero, en Rosario.

Según informa Infobae, el Servicio Penitenciario realizó requisas en el lugar donde se secuestraron teléfonos móviles y se está avanzando con la instalación de inhibidores de señal para evitar que los internos violen las normas.

Desde la cárcel aseguraron que “los controles que se llevan adelante, causan una molestia evidente entre aquellos delincuentes detenidos que lejos de intentar cambiar su forma de vida, pretenden seguir con su accionar delictivo incluso tras las rejas”.