Fútbol, canto y pintura: así es la vida de los presos K - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 12 Ene 2018Viernes 12/01/18 atrás

El socio del detenido Amado Boudou, José María Núñez Carmona, contó este viernes que, mientras estuvo preso en la cárcel de Ezeiza, jugó al fútbol con ex funcionarios kirchneristas presos como Carlos Zannini, pintó mandalas y que el ex vicepresidente Amado Boudou organizó talleres de canto.

En lo referido a la causa judicial en su contra, reiteró que no compró la empresa Ciccone Calcográfica ni puso "plata" propia en ella. En diálogo con la prensa se mostró distendido y hasta remarcó que en la cárcel le bajó el colesterol.

Ver también: Liberaron a Núñez Carmona, socio de Boudou

Además, remarcó que Boudou no tenía vínculo con otro procesado en el caso por Ciccone Calcográfica, Alejandro Vandenbroele.

Núñez Carmona concurrió a la secretaría del juez federal Ariel Lijo que lleva las causas en su contra para notificarse allí de la excarcelación concedida por la Cámara Federal.

Boudou no se quedó quieto y armó talleres de canto.

Al terminar ese trámite, el supuesto testaferro del ex vicepresidente brindó detalles sobre sus días en la cárcel de Ezeiza junto a Boudou y otros detenidos como Zannini, el empresario Cristóbal López y el ex secretario de Obras Públicas José López.

Núñez Carmona contó que estuvo en el módulo 4 del pabellón 6 en la cárcel de Ezeiza con detenidos con buena conducta y que compartía actividades con internos de otro pabellón.

En su equipo de fútbol estaba el ex secretario Legal y Técnico de la Presidencia en el kirchnerismo, Carlos Zannini. "Era el goleador del equipo", destacó.

Además, remarcó que el ex funcionario kirchnerista, preso con preventiva por supuesto encubrimiento de los iraníes prófugos por el atentado a la AMIA, es un "gran cantante de tangos".  

"Zannini era el goleador del equipo".

En cuanto a Boudou, subrayó que organizó talleres de canto entre los reclusos pero remarcó que ninguno de los dos pudo trabajar en el penal porque no están ni procesados ni condenados.

Al contar cómo era la rutina diaria, detalló que a las 8 se abría la celda y podía ir a un salón de usos múltiples en el que sólo veía el cielo a través de una reja.

Tras realizar las tareas diarias de aseo personal y de la celda, había distintas actividades como pintar mandalas y estiramiento, entre otras.

Además, Núñez Carmona mostró a los periodistas el documento nacional de identidad que le fue devuelto por el juzgado de Ariel Lijo tras la excarcelación e informó en la ventanilla de la secretaría que lleva el caso el domicilio donde residirá.

Luego de dormir en su departamento de Puerto Madero, por primera vez desde que fue preso el 3 de noviembre pasado, Núñez Carmona llegó temprano a tribunales para cumplir con el trámite.

Núñez Carmona volvió a dormir en su departamento.


Núñez Carmona también se cruzó con José López.