Así tiran los medicamentos en un centro de salud - Mendoza Post
Viernes 12 Ene 2018Viernes 12/01/18 atrás
Periodista
porAna Montes de Oca

Esta semana llegó al Post una denuncia que alertaba por desperdicio de medicamentos. Según la información, en el centro de salud de Jesús Nazareno estaban tirando remedios. La razón, según dijeron los denunciantes que no se dieron a conocer, se debía a que “las partidas estaban mal hechas”.

Frente a esta explicación, investigamos qué significa que estén mal hechas las partidas de medicamentos y cuál podía ser la razón para tirar a la basura tal cantidad de remedios. Son tres cajas que, según se puede ver, tienen una capacidad de hasta 10 kilos o 45 litros.

Defensa ofensiva

Raúl Salvatore es quien tiene a cargo los centros de salud del área metropolitana Norte. 

Ante la pregunta, nervioso y ofuscado, dijo que “hasta que no haya una denuncia por escrito, no voy a dar aval a la supuesta denuncia que usted me plantea. Cuando tenga un argumento la atiendo”, dijo, y cortó la comunicación.

La respuesta es sorprendente porque el funcionario no sólo se negó a explicar en qué casos puede estar mal hecha una partida, sino que llanamente no quiso saber más del tema. Concluyó que estaban tirando “una caja de remedio” o “un medicamento” sin permitir que se le explicara que se rata de una cantidad importante, y tampoco se preocupó como para expresar que haría una investigación interna al respecto.

La cantidad de remedios es enorme

Compran mal, y tiran

Diversos médicos consultados por el Post explicaron que, muchas veces, los remedios se descartan porque ya caducaron.

“Que la partida esté mal hecha puede ser muy probablemente porque hubo un exceso en el pedido, se pidió de más y se terminaron venciendo”, indicó un médico que trabajó en diversos centros de salud y hospitales.

Además, los especialistas aclararon que, cuando el gobierno hace una licitación para abastecer de remedios, muchas veces los laboratorios juegan con la fecha de vencimiento para ofrecer un precio más bajo. Es decir, no están vencidos pero no duran dos años como los que se pueden adquirir en la farmacia.

En las farmacias los remedios duran más 

Entonces, si las partidas no están bien hechas, es decir, si el cálculo de demanda de remedios y la proyección de hasta cuándo tienen validez no está bien controlada, los medicamentos se terminan tirando a la basura.

Otro gasto mal hecho, que termina costando muy caro a todos los mendocinos.