Escándalo con un docente y 5 alumnas en una cabaña - Mendoza Post
Jueves 30 Nov 2017Jueves 30/11/17 atrás
Editor Post

Un escándalo mayúsculo ocurrió con el director de una escuela de Las Heras. Fue encontrado por el padre de una alumna de 17 años en una cabaña de El Carrizal, en la que estaba ella y otras cuatro compañeras en día y horario de clases. Todos estaban en traje de baño y el papá de la chica lo sacó del “cogote” del lugar y llamó a la Policía.

El docente se llama Marcelo Merenda, de 42 años, y es el director de la escuela Florencio Molina Campos, ubicada en el barrio Ujemvi. Las chicas en cuestión son alumnas del establecimiento, van a quinto año: una tiene 17 años y las otras 18 o más.

¿Qué pasó? Ellas alquilaron una cabaña en El Carrizal y se fueron a pasar una semana. El martes, el padre de una de ellas (sobre quién se resguardará la identidad porque su hija es menor de edad), se enteró que con ellas estaba el director, Merenda. Se preocupó y se fue de inmediato al lugar. Al llegar encontró una escena irregular y sospechosa para él, que lo obligó a ponerle fin.

El ingreso al establecimiento donde Merenda es director.

“Lo agarré del cogote y me lo llevé, creo que interrumpí lo que iba o podría pasar. Llamé a la Policía y ellos actuaron muy bien pero me dijeron que no me querían tomar la denuncia judicial”, comenzó el relato el padre de la chica de 17 años.

Luego, desde la Oficina Fiscal N° 11 detallaron que le habían dicho que, en principio, no había delito pero igual abrieron una causa a la que caratularon como “averiguación hecho”.

El papá de la alumna fue el miércoles al colegio, planteó la situación y luego realizó la denuncia en la Supervisión. “Me extraña que siga en la escuela”, reconoció el hombre.

Al consultar a la directora de Educación Secundaria, Sara Lucero, detalló lo denunciado por el padre, y todo parece aún más complejo y sospechoso sobre Marcelo Merenda.

“El informe verbal que me dio el supervisor es que el padre fue muy ofuscado a la escuela, un poco violento y por eso se llamó a la Policía. Cuando se tranquilizó le tomaron la denuncia”, explicó Lucero sobre cómo se vivió ese primer momento en que la DGE tomó conocimiento de esa “visita” del director a las chicas en la cabaña.

Las chicas alquilaron una cabaña por una semana (foto ilustrativa).

Según tiene entendido la funcionaria, “las chicas alquilaron la cabaña y el padre, cuando fue a ver qué pasaba, se encontró con que estaban todas en malla, se habían estado bañando”. Recordemos que es la autoridad del colegio y ellas son sus alumnas.

Lucero detalló los alcances de la investigación interna. “Las chicas tendrán que declarar qué pasó, pero supimos que ellas habían ido hace unas semanas, los sábados, a pintar la escuela y que el director les pagó $300 a cada una”, precisó.

Ante esta situación, la directora de Secundaria sostuvo que Marcelo Merenda deberá explicar de dónde salió ese dinero y por qué les pagó, cuál fue el fundamento para abonarles ese dinero por esa tarea.

Sara Lucero.

Por otro lado, si ese viaje a El Carrizal, previsto por una semana y durante días lectivos, fue algo programado por el colegio, “deberíamos estar al tanto y, si no es así, verificaremos si les computaron las inasistencias a las chicas. En caso de que no les hayan puesto falta, saber cuál fue la razón", explicó Lucero.

Pero, además, la directora de Secundaria fue más allá: “El director estaba en El Carrizal en un horario en que debía estar en la escuela”.

Marcelo Merenda tiene un escenario complejo: les paga a alumnas, sabe a dónde se van a ir ellas a pasar unos días y él va a ese lugar en horario de clases; un padre lo encuentra en malla con las chicas en una situación de extrema confianza.

Sara Lucero explicó que Merenda continúa como director “porque debido a que tiene fueros gremiales no podemos realizar el traslado preventivo”. Al respecto, están aguardando los pasos a seguir desde el área jurídica del gobierno escolar.

En tanto, el ayudante de fiscal de la Oficina Fiscal N° 11, Nicolás Souto, le explicó al Post que se abrió un expediente con la carátula antes mencionada. Aunque aún no se reincorporaba de la licencia cuando sucedió este episodio en El Carrizal, se interiorizó. Explicó que tienen un acta policial de los efectivos que fueron hasta el ingreso del complejo de cabañas hasta donde el padre de la chica llevó del “cogote” al director.

Allí le indicaron que, en apariencia, no había un delito pero no que "no podía denunciar". Luego, los uniformados fueron hasta la cabaña y dialogaron con las chicas. Les habrían manifestado a los policías que ellas habían invitado al director a pasar el día, finalizó el ayudante.

Merenda, ni lerdo ni perezoso, dejó el colegio y fue a El Carrizal, desde las 11 de la mañana hasta las 17 que llegó el padre de la alumna, según detalló la directora de Educación Secundaria.