Cuando el diablo mete la cola: exorcismos en Mendoza - Mendoza Post
Sábado 12 Ago 2017 9 días atrás
Redacción Post
porFlorencia Silva

 Anneliese Michel era una chica común, tímida, perteneciente a una familia católica alemana. A los 16 años fue diagnosticada por epilepsia. Al tiempo empezó a rechazar con vehemencia cualquier tipo de imagen religiosa. El cuadro se agravó. La chica entraba en trances en los cuales se autoflagelaba. La familia se convenció de que se trataba de una posesión y ordenó suspender el tratamiento médico. Finalmente Anneliese murió y el debate entre la ciencia y la Iglesia, por establecer si sufría una psicopatía grave o una posesión demoníaca llegó a un tribunal alemán que condenó a los padres y a los dos exorcistas que participaron. El caso inspiró la película El exorcismo de Emily Rose.

Los rituales de exorcismos son reales, y en Mendoza también se practican. No obstante, cabe aclarar que es un proceso complejo cuya autorización demanda un exhaustivo estudio interdisciplinario que incluye a psicólogos y psiquiatras quienes deben acreditar que el cuadro que sufre la persona no responde a ningún tipo de psicopatía.

El Post dialogó con el cura Jorge Eduardo Carrera, más conocido como el padre Lalo, quien contó su experiencia cuando participó de un exorcismo que se realizó en la iglesia Sagrada Familia de Villanueva, a la cual él pertence.

El padre Lalo.

"Fue en el año 2002. En ese momento el exorcismo fue autorizado por el arzobispo José María Arancibia. Se trataba de una mujer de aproximadamente 50 años que pertenecía a la comunidad de la parroquia y falleció hace unos meses. El caso se abrió bajo la tutela de las monjas dominicas, que son monjas de clausura. Si bien se intentó manejar el tema con total reserva, el caso tomó estado público y causó gran molestia en las autoridades  eclesiásticas locales de esa época."

Al ser consultado sobre las similitudes de un caso real de exorcismo con las escenas que se muestran en el cine, el padre Lalo aclaró que en las películas hay mucha fantasía, pero que las manifestaciones del demonio pueden ser verdaderamente perturbadoras. "Cuando estábamos haciendo el ritual de exorcismo, la mujer me estaba hablando y de repente, empezó a hablar con la voz de un hombre. No es que se puso disfónica, empezó a hablar con la voz de un varón. Era el demonio que se estaba manifestando." A pesar de su investidura religiosa y su fe, Lalo afirma que la experiencia fue verdaderamente aterradora. 

Respecto a los motivos por los cuales una persona puede caer en esta situación, el padre Lalo dice que ciertas prácticas como el juego de la copa o la participación en sectas o cultos como San La Muerte son un portal para ser víctima. Destacó también que en muchos cultos evangélicos, donde prima la exacerbación y se habla constantemente de la presencia del demonio, puede generar cuadros similares.

Por otro lado, señaló que en ese exorcismo él participó, pero quien estuvo al frente del ritual era un sacerdote extranjero que había sido designado por Arancibia. El Padre Lalo asegura que el único cura que puede exorcizar es el designado por la Iglesia. Tampoco se puede trasladar al poseso a otra juridicción porque "el diablo sabe" y podría complicar el proceso.

La norma 

El Arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos María Franzini, designó a monseñor Jorge Lona como el elegido para ejecutar exorcismos en Mendoza. Esto se da en el marco del Código de Derecho Canónico que establece que cada Arzobispado debe tener un encargado de esta tarea. 

“Sin licencia peculiar y expresa del ordinario del lugar (obispo), nadie puede realizar legítimamente exorcismos sobre los posesos. El ordinario del lugar concederá esta licencia solamente a un presbítero piadoso, docto, prudente y con integridad de vida”, dice el Código.

La iglesia Sagrada Familia, donde se efectuó el exorcismo en 2002.

¿Qué dice la ciencia?

El psiquiatra Daniel Santiago, que se desempeña en el área de Salud Mental del Ministerio de Salud,   en el Centro de Salud Mental Infanto Juvenil n° 8 de Guaymallén  y en el hospital Metraux, opina que muchas veces se confunden brotes de esquizofrenias  hebefrénica. Este tipo de cuadros se da con frecuencia en la adolescencia, suele ser muy sintomático y está relacionado con lo místico. El paciente padece potentes alucinaciones auditivas, visuales y seneticas (sienten bichos en la piel, por ejemplo). El psquiatra afirma que muchos pacientes que reciben con este tipo de patologías pertenecen a iglesias evangélicas, en las cuales los pastores ejercen mucha presión, sobre todo en los adolescentes que, por su edad, no están completamente estabilizados. Si la persona tiene una inclinación a algún tipo de cuadro psiquiátrico, es posible que los descompense.

Santiago recordó el caso de una chica de 14 años que llegó a la Unidad de Internación en Crisis con un fuerte brote, la cual hizo sospechar al grupo de profesionales respecto a si se trataba de un caso de posesión. La adolescente asistía a la Iglesia Universal del Reino de Dios.  En casos como este, la posesión demoníaca se descartó cuando el tratamiento médico surtió efecto. 

El doctor Daniel Santiago manifestó que si bien no cree en las posesiones satánicas, reconoce que hay manifestaciones, energías del cuerpo y la mente que trasciende a la ciencia.

El rol de la sugestión

Pablo Salum es difusor del proyecto conocido como "antisectas" y es un referente en cuanto a grupos coercitivos de manipulación psicológica. Consultado sobre el tema asegura que no cree en los exorcismos sino que las personas que parecen manifestarlo atraviesan un grave daño psicológico. Salum afirma que son seres vulnerables que se acercan a estas organizaciones sectarias, buscando contención, y sufren graves alteraciones en su mente, las cuales se agravan si la persona ya padece un cuadro psiquiátrico de base.

Pablo Salum, difusor del proyecto "antisectas."