El dueño de JBS dice que pagó coimas a Temer y Dilma - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 19 May 2017Viernes 19/05/17 atrás

El proceso de destitución de la presidenta Dilma Rousseff estuvo regado de sobornos por parte de la empresa multinacional brasileña JBS, cuyos ejecutivos delataron ante la justicia que pagaron una campaña por internet a pedido del entonces vicepresidente Michel Temer, y coimearon a cinco diputados para votar a favor de la permanencia de la mandataria.

El empresario Joesley Batista, en el anexo 9 de la delación premiada de la empresa JBS a cambio de evitar la prisión y pagar una multa de unos 4.000 millones de dólares, reveló que Temer lo convocó a su oficina en San Pablo durante el proceso de impeachment.

Dilma Rousseff fue destituida en el año 2016.

Batista dijo que Temer le pidió, y el accedió, a pagar el equivalente a 100.000 dolares en efectivo para una empresa de marketing en redes sociales para levantar la imagen de Temer, quien finalmente asumió como presidente interino el 12 de mayo y fue confirmado en el cargo el 31 de agosto.

Pero del otro lado también denunció al diputado Joao Bacelar, del Partido de la República, quien lo buscó en su mansión el sábado anterior a la votación de la Cámara de Diputados.

El presidente Temer está en su peor momento político.

"Bacelar me mostró una lista de 30 diputados que estaban vendiendo su voto a 1,5 millón de dólares cada uno. Yo negocié bajar el precio y dije que le pagaba a apenas cinco", comentó.

Finalmente, confesó que pagó 1 millón de dólares a cada diputado y que la acción, según le contó Bacelar, estuvo monitoreada por el ex ministro de Economía Guido Mantega, del Partido de los Trabajadores de Rousseff.

El escándalo político provocó masivas marchas ayer.

La delación premiada del grupo JBS ha puesto contra las cuerdas a los principales líderes políticos de Brasil, con las revelaciones de sobornos y financiación ilegal de campañas.