Fernández Sagasti le contestó a Ernesto Sanz por la cárcel "Néstor Kirchner" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 20 Mar 2017Lunes 20/03/17 atrás

La senadora nacional por Mendoza Anabel Fernández Sagasti, quien sigue siendo del núcleo duro del kirchnerismo, le contestó a través de una carta al dirigente radical y arquitecto de Cambiemos, Ernesto Sanz. 

El sanrafaelino había dicho que a la cárcel de Ezeiza habría que bautizarla como Néstor Kichner, en clara alusión a que muchos dirigentes y ex funcionarios kirchneristas deberían estar encerrados allí junto  a Julio López y Lázaro Báez.

"SANZeacabó". No perdamos el tiempo con ERNESTO

Hoy somos miles los jóvenes que militamos en el campo nacional y popular, y lo hacemos convencidos que la política es una herramienta de transformación social; una herramienta para mejorar la vida de las personas; una herramienta que debe poner freno a los grandes poderes fácticos concentrados que, en busca de obtener más renta, acaparan más mercados, manejan precios abusivos, y terminan imponiendo sus condiciones ante los millones de ciudadanos que necesitan empleo, mayores ingresos y acceso a servicios básicos para poder desarrollar sus vidas plenamente.

Los que creemos en estas ideas no dudamos en definir cuál es el reconocimiento que buscamos: el mismo que tuvieron Alem, Yrigoyen, Perón, Evita, Alfonsín y hoy, aunque les duela a algunos, Néstor y Cristina; el reconocimiento de los millones de argentinos que sintieron que sus vidas fueron mejores cuando hubo líderes que le marcaron la cancha a los poderosos.

Líderes que se la jugaron; que se pararon enfrente de los golpistas, que se bancaron las tapas de algunos medios, y que promovieron la distribución de la renta más equitativamente; líderes que se bancaron los aprietes, las amenazas, los juicios y hasta el exilio, pero lograron que el Pueblo tuviera más derechos.

¿Por qué Ernesto no está ni estará nunca en esta lista? Porque él es un ejemplo de los dirigentes de partidos populares que renunciaron a la lucha, que perdieron de vista por qué militamos.

No importa en el Partido que esté. Los dirigentes como ERNESTO son esos que en algún momento renunciaron al bronce y fueron por el oro por mejorar sus vidas INDIVIDUALES; por tener más bienes y por ser más ricos, sin entender que para tener fortuna personal alcanza con ser un buen empresario. Para ser un líder político se necesita CORAJE, desoír los cantos de sirena de las corporaciones, y renunciar a la comodidad del traficante de influencias para asumir el riesgo de enfrentarse a aquellos cuyo afán de acumulación impulsa a la pobreza a millones de argentinos.

No importa cuántas chicanas diga ERNESTO o cuántas veces nombre en vano a Néstor Kirchner, nunca jamás recibirá el afecto que el PUEBLO le tiene reservado solo a los dirigentes que se la jugaron; no importa cuántas veces nombre a Alfonsín o use su nombre en vano, nunca será igual porque para serlo tendría que tener sus AGALLAS, esas que mostró cuando fue a la Sociedad Rural, y les dijo en la cara a sus dirigentes que la DEMOCRACIA era más importante que sus vacas.

Los que militamos en espacios populares -organizaciones sociales y culturales, sindicatos y estudiantes universitarios y partidos políticos- tenemos que aprender de ERNESTO para no ser como él; para no perder de vista que cuando los poderosos te halagan mucho, seguramente te estás equivocando; que debemos aspirar siempre al afecto de la GENTE más que a la limosna de los PODEROSOS, porque cuando uno habla lo que los ricos quieren que diga, hay dos opciones: te has vuelto uno de ellos o, peor aún, has vendido tus SUEÑOS para ser el empleado del mes de un club de MILLONARIOS.

No perdamos el tiempo cuando ERNESTO nos provoca porque mientras hace declaraciones, están vaciando el país; mientras él habla en favor de los ricos, hay millones de argentinos que no llegan a fin de mes, crece la deuda externa, hacen negociados entre ellos, y siguen destruyendo empleos; aprendamos de los SANZ para no olvidar que tuvimos dirigentes que, a diferencia de él, no dejaron sus principios y convicciones en la puerta de entrada de la Casa Rosada.

No perdamos el tiempo con los SANZ, sigamos trabajando para VOLVER MEJORES; para que Argentina recupere un gobierno que se parezca a su PUEBLO y represente sus intereses. 

Leer también: Para Ernesto Sanz, el paro de la CGT es "irracional"