¿Es la marihuana mejor que los analgésicos para el dolor? - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 20 Mar 2017Lunes 20/03/17 atrás

Desde que Jhon Russell Reynolds, médico de la reina Victoria de Inglaterra, escribiera un artículo en la revista the Lancet sobre los múltiples usos de la marihuana para el tratamiento de ciertas enfermedades han pasado 126 años, pero la polémica continúa hasta nuestros días.

"En casi todas las enfermedades dolorosas he encontrado que la marihuana india es, de lejos, el más útil de los medicamentos", este era el pensamiento que tenía el galeno real y, en general, era la opinión de todos los médicos de la Inglaterra victoriana.

Actualmente, el uso medicinal del cannabis genera gran polémica y si bien está legalizado en ciertos países, en Argentina sólo está despenalizada su tenencia para consumo personal.

Algunos estudios indican que el cannabis puede ayudar a controlar el dolor.

Una investigación realizada por el Centro Médico de Veteranos de Filadelfia, en Estados Unidos y liderada por Marcus Bachhuber, determinó la importancia de la marihuana en el manejo de efectos adversos de los analgésicos opioides, debido a la gran cantidad de muertes por sobredosis de estas sustancias.

Con el estudio lograron observar que en los estados donde el uso de la marihuana medicinal está permitido, las muertes por sobredosis de opioides era un 25% menor que en donde estaba penalizado su uso; así mismo, otros estudios, realizados en Canadá, arrojan resultados similares, quienes consumen cannabis medicinal usan menos analgésicos y evitan los efectos secundarios de éstos.

La marihuana es legal sólo para el consumo personal, pero la ley no especifica cuánto es eso.

En Argentina existe un vacío legal respecto del uso del cannabis para consumo personal.

Sin embargo, persiste un problema y es que faltan ensayos clínicos que logren determinar su eficacia respecto de los analgésicos tradicionales.

Ver también: Abrirá la primera “clínica” de marihuana medicinal en Mendoza

La universidad de Colorado, Estados Unidos, está realizando un estudio sobre el dolor en espalda y cuello y, según explica la neurobióloga Emily Lindley “Hay evidencia científica sobre su eficacia en el dolor neuropático, pero no se dispone de casi nada sobre el crónico de cuello y espalda, una de las razones más comunes de consulta médica”.