El puente de la ruta 7 estará listo el año que viene - Mendoza Post
Lunes 20 Mar 2017Lunes 20/03/17 atrás
Redacción Post
porFlorencia Silva

El puente que debe unir Potrerillos con Uspallata sobre la Ruta 7 comenzará a construirse en 30 días, reemplazando al puente Bailey, el que fue colocado a modo de by pass luego del alud de febrero de 2016 que tiró el antiguo paso y provocó un tremendo socavón sobre la ruta.

La obra fue adjudicada por la empresa Green Construcciones,  se enmarca en Plan Nacional de Obras Viales, tendrá un costo de 28.500.800 de pesos y un plazo de ejecución de 12 meses.

Según informó al Post la ingeniera Patricia Gutierrez, Gerente Regional CUYO Región III de la Dirección Nacional de Vialidad, actualmente se están desarrollando los estudios preliminares de suelo, cauce de río e impacto ambiental. Luego de estos procedimientos, la obra comenzará en aproximadamente 30 días. Si bien el plazo de ejecución es de un año, Gutiérrez manifestó que tienen la intención de terminarla antes del inicio de la temporada de verano 2017/2018, aunque por el momento es solo una aspiración.

Las obras comienzan en 30 días.

Teniendo en cuenta el alto tráfico que hay en el corredor internacional, con un aumento constante impulsado por la baja del dólar que incentiva los tours de compras, es clave que el puente tenga la suficiente resistencia. Al respecto, Gutiérrez manifestó que la obra está preparada para soportar sin inconvenientes el intenso flujo vehicular.

La historia del puente Bailey

En la madrugada del 2 de febrero de 2016 se produjo un alud sobre el puente que unía Uspallata con Potrerillos, causando estragos en la zona y dejando a cientos de personas varadas y aisladas, las cuales fueron asistidas por los vecinos de Uspallata.

A raíz del incidente, como medida provisoria, se colocó un puente Bailey, a modo de by pass. Este tipo de puente fue creado por el ingeniero civil inglés Donald Bailey, quien trabajó en las Oficinas de Guerra en la Segunda Guerra Mundial. Su obra fue clave en numerosas batallas libradas por la isla británica. 

Así quedó la Ruta 7 tras el alud de febrero de 2016.