Trump se quejó por la pesada herencia y prometió nuevo decreto migratorio - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 17 Feb 2017Viernes 17/02/17 atrás

El presidente Donald Trump, advirtió hoy que "la prensa está fuera de control" por las últimas acusaciones periodísticas contra su gobierno y su presunta conexión con Rusia, y adelantó que "la semana próxima firmará un nuevo decreto para proteger al país" en referencia a su veto migratorio que fue suspendido por la Justicia.

El mandatario estadounidense hizo un recorrido por su primer mes de gobierno en una rueda de prensa y concluyó que "nunca hubo un presidente que haya hecho tanto en tan poco tiempo", según la transmisión en vivo de la Casa Blanca.

"Para ser honesto, heredé un desastre, es un desastre, en casa y en el extranjero", sentenció Trump e incluyó "la expansión de ISIS como un cáncer", la firma de tratados comerciales "que matan puestos de trabajo" y "una nación infectada con drogas"."Aquí las drogas son más baratas que un caramelo", sentenció el mandatario.

El magnate criticó a los medios, y los calificó de "falsos, fracasados y desleales". 


Pese a esa pesada herencia, Trump sostuvo que su gobierno "está funcionando como una máquina bien aceitada" y responsabilizó de los traspiés que ha tenido hasta ahora a la oposición demócrata -"que se niega a confirmar a nuestro gabinete en el Senado"- y a la Justicia -"Estamos salvando vidas cada día aunque las cortes no nos lo están haciendo fácil"-.

Trump no dio detalles sobre cómo será el nuevo decreto migratorio, pero aprovechó la oportunidad para ratificar todas sus medidas migratorias: la construcción de un muro en toda la frontera con México -"no será como la que tenemos ahora, una que no existe o es un chiste"- y la imposición de sanciones contra las ciudades y los estados que actúen como santuarios para inmigrantes que viven ilegalmente en el país.

"Heredé un desastre, es un desastre, en casa y en el extranjero". 

Pero sobre todo, Trump cargó hoy contra los periodistas y los medios que publican información secreta y "las personas que dan esa información ilegalmente".

Una y otra vez, el mandatario atacó a los medios de comunicación, a los calificó como "falsos", "fracasados" y "desleales", y anunció que dio la orden al Departamento de Justicia que investigue las recientes filtraciones "criminales" de información secreta que publicaron los principales diarios del país y que apuntan a una presunta conexión entre el entorno del presidente y el gobierno ruso, aún antes de la campaña electoral.