Abusos en el Próvolo: investigan qué pasó con la primera denuncia de 2008 - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 30 Nov 2016Miércoles 30/11/16 atrás

¿Qué estarán pensando los padres que enviaron a sus hijos sordomudos al Instituto Próvolo de Luján de Cuyo? Es difícil de imaginar, aunque seguro están llenos de dolor. Algunos de ellos se han presentado a declarar espontáneamente con sus hijos porque entienden que fueron abusados por los curas y con seguridad por otras dos personas. Ello en el contexto del escándalo destapado por el Post durante el fin de semana que pasó.

Otros se presentaron como testigos y, por sus declaraciones, se convirtieron en víctimas de las mismas vejaciones que el resto de los chicos. En ese contexto, iniciaron un sumario para determinar si los fiscales son responsables por no investigar

Inician un sumario para determinar si los fiscales son responsables de no investigar

De todos modos, hubo una primera denuncia en 2008 radicada por Cintia, quien relató con detalles abusos sexuales cometidos en el instituto del horror, donde asistía su hijo. Según ella, no le dieron importancia al caso que había planteado.

Cintia es madre de un joven de 19 años. Ella contó en el programa Te digo lo que pienso, que se emite por Radio La Red 94.1, de 6.50 a 9, que su hijo hizo un dibujo en el que manifestó los abusos a los que era sometido él y otros compañeros.

Ese dibujo, de un chico de 11 años fue terrible. El niño graficó a un nene practicándole sexo oral a otro y alrededor había ojos observando. Claro, los alumnos eran sometidos a esas prácticas mientras observaban otros compañeros pero también el cura Nicolás Corradi (82), el sacerdote Horacio Corbacho (56), el administrativo José Luis Ojeda y Jorge Bordón, quien se vestía como religioso. Pero no se descarta que hayan participado otras personas de ese aberrante espectáculo. Tal vez por esa razón también arrestaron al jardinero y buscan a un sexto sospechoso.

El instituto del horror.

Cintia, la madre del chico hipoacúsico, se presentó en la Oficina Fiscal N° 11 de Luján con el dibujo. En aquel tiempo la fiscal de turno, según manifestaron fuentes judiciales, fue Claudia Ríos. Esa causa al año pasó al fiscal Fernando Giunta y al año siguiente a su colega Mercedes Moya.

Hasta ahora son 7 las víctimas comprobadas aunque se sumarían más

Una chica trans que vino desde San Luis a declarar por los abusos de los curas.

Según Cintia llevó el dibujo pero lo que no está claro es si dijo que su hijo era el abusado u otros niños del Instituto Próvolo. Pero sí contó que un alumno (que ya declaró también este lunes como testigo) violaba a los niños. Ahora sabemos que tal vez era incitado a esta situación.

Ver: "Hicieron que mi hijo tenga sexo oral con otros nenes"

Al parecer, desde la oficina fiscal le dieron intervención a una trabajadora o asistente social del colegio identificada como Graciela Pascual. En ese momento se enteran de posibles casos de abuso sexual de Bordón y del alumno que violaba a los otros.

Los años pasaron y fue complicado recabar la información y fue suministrada a cuentagotas por distintas fuentes judiciales. Pero aparentemente no abrieron un nuevo expediente y las revelaciones sobre Bordón y el niño violaron fueron volcadas en la causa abierta por la denuncia de Cintia.

Entonces, desde la sede judicial solicitaron un peritaje psicológico para el hijo de Cintia y para los alumnos del instituto del horror. Los profesionales del Cuerpo Auxiliar Interdisciplinario (CAI) fueron al establecimiento pero los chicos no estaban. Y nunca más volvieron, no enviaron el informe y desde la fiscalía tampoco lo solicitaron.

Así pasaron los años y la causa cayó en el olvido hasta las denuncias presentadas la semana pasada y que el POST reveló de inmediato y el caso estalló.

Para investigar cuál fue el derrotero de ese expediente inicial de 2008, el procurador de la Corte, Alejandro Gullé, iniciará una investigación, según se adelantaron allegados a su despacho. El objetivo es determinar si realmente fueron los fiscales citados por quienes pasó la causa, si les caben responsabilidades y si se hizo lo adecuado y no pudieron recolectarse más pruebas debido a que la denuncia no fue muy consistente.

Ver: Furia de los padres en una reunión contra las autoridades del Próvolo