La nueva estafa piramidal que “la rompe” en Mendoza - Mendoza Post
Sábado 27 Jun 2015Sábado 27/06/15 atrás
Secretario General de Redacción

Mariela camina apurada por la peatonal mendocina. No quiere llegar tarde a la reunión convocada por su mejor amiga, Cecilia, en un conocido café ubicado en ese lugar de la provincia, a metros de la Av. San Martín.

“¿Qué me querrá ofrecer?”, piensa Mariela. “¿Será la oportunidad de mi vida, como me dijo?”, insiste en sus recurrentes pensamientos.

La joven está esperanzada, ya que su salario como empleada de mostrador de una perfumería no le alcanza para llegar a fin de mes. Ergo, lo que le propone Cecilia podría ser su salvación.

El pequeño detalles es que todavía no sabe de qué se trata. Su mejor amiga nada le quiso decir por teléfono, ni siquiera un pequeño indicio. “Esta es la solución a todos tus problemas”, es todo lo que le dijo, una y otra vez.

Cecilia llega a destino y busca con la mirada a Cecilia. No la encuentra e insiste con su mirada mientras se quita su abrigo.

De pronto, descubre que está sentada junto a otras personas en una mesa del fondo de la confitería. Se sorprende negativamente, ya que su amiga nunca le dijo que estaría con alguien más. ¿Quiénes serían los que acompañaban a Cecilia? La duda que ronda en su cabeza pronto será respondida.

Las amigas se saludan efusivamente y Mariela empieza a caer en una trampa matemáticamente pergeñada. Con una efusividad inusual, su amiga empieza a trazar números, porcentajes y otros detalles en una hoja de papel. Justo después de presentarle a quienes la acompañan en el meeting.

“Yo logré comprar mi primer automóvil importado, gracias a este negocio”, asegura José, uno de los que acompañan a Cecilia. Otro interrumpe: “Yo me compré mi propia casa el mes pasado”.

Mariela no sabe para dónde mirar. Todo es muy promisorio, pero aún no le han dicho de qué se trata la cuestión.

“¿Conocés Nu Skin?”, le pregunta Cecilia retóricamente. Antes de permitir una posible respuesta, la mujer insiste: “Se trata de una empresa importantísima a nivel mundial, que desde el año 1984 distribuye productos para el cuidado de la piel, así como suplementos nutricionales”.

Lo que no le dirá a Mariela es que el verdadero negocio no será para ella, sino para los líderes y algunos pocos “bendecidos” de esa empresa. Tampoco le dirá que se trata de una de las tantas estafas piramidales que pululan por ahí, solo que esta en particular es de las más conocidas del Mundo.

“El destaque de la organización no son sus productos, sino el ‘modelo de negocio’; como toda organización coercitiva tipo secta hacen hincapié en las supuestas ventajas de pertenecer…. Desde desarrollo y crecimiento personal, libertad laboral, viajes, fortuna en muy poco tiempo e inclusive derecho a seguir recibiendo dinero luego de retirarse, por supuesto esto es todo mentira, lo que llaman crecimiento personal no son otra cosa más que cursos de coaching coercitivo para motivar las ventas y captación de otras víctimas, los viajes son solo para unos pocos, al igual que en cualquier otra estructura piramidal”, asegura el especialista en sectas Pablo Salum.

Este último explica a su vez, que actualmente Nu Skin les quita a sus víctimas entre 1.500 y 2.000 dólares en concepto de “primera compra” e ingreso a la organización: “El promotor hace hincapié en que el negocio está en la captación de nuevas víctimas y por ese capital te entregarán unos pocos productos a un alto costo económico”, revela.

Según promociona la propia empresa —Nu Skin— su especialidad tiene que ver con aparatos, cremas y “geles que pueden servir para una piel con menos arrugas, una piel más lisa, mejor hidratada y en general una piel más bella”. También una línea de productos para hombres (desodorante y crema para afeitar).

También tienen suplementos en forma de tabletas/cápsulas de vitaminas, minerales, Omega 3 y otros nutrientes específicos para el buen funcionamiento del sistema inmune, digestivo, cardiovascular, para la salud femenina, así como para la energía y vitalidad.

La pata mendocina

Nu Skin es una empresa que cobró celebridad en la mayoría de países de Latinoamérica, principalmente en México, Colombia, Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Honduras. También está desembarcando en Perú y en Chile, al tiempo que se destaca en el mercado argentino.

En Mendoza, por caso, ha logrado crecer de manera exponencial en los últimos meses. Si bien el reclutamiento de los nuevos incautos suele darse a través del célebre “boca a boca”, también han pergeñado una interesante estrategia: masivas charlas en el complejo Le Parc.

Allí, cual una legión de militantes evangelistas, los reclutadores exponen todo un rosario de supuestos casos exitosos. “Gracias a Nu Skin logré comprarme mi primer departamento”; “Gracias a Nu Skin conseguí mi primer automóvil”; y así sucesivamente.

Los que escuchan semejante proclama sienten inmediata empatía y, en un intento por lograr el mismo éxito, quedan enganchados con la propuesta.

Será el comienzo de toda una pesadilla, donde lo primero que se perderá son los 14 mil pesos de supuesta inversión inicial que jamás se recuperarán. Luego vendrán más y más desembolsos, todos ellos dinero perdido.

Entonces, llegará la última etapa, cuando el incauto de marras convocará a sus propios amigos y conocidos para meterlos en el negocio, solo para lograr recuperar una parte de lo que estos aporten. Una cadena sin fin, donde los únicos que ganan son los que están al tope de la pirámide.

Pirámides que no son egipcias

Uno de los cuestionamientos más fuertes que enfrenta Nu Skin, al igual que otras empresas similares, tiene que ver con el sistema de venta de sus productos, a través de lo que se conoce como pirámide.

Se trata de un esquema de negocios que se basa en que los participantes recomienden y capten a más y más clientes con el objetivo de que los nuevos participantes produzcan beneficios a los participantes originales

Este esquema funciona con el único apoyo de la captación de dinero y requiere que el número de participantes nuevos sean más que los existentes. De ahí viene su denominación de "pirámide".

El sistema piramidal solo deja dinero a unos pocos

Es un tipo de sistema que se considera ilegal en países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Rumanía, Colombia, Malasia, Noruega, Bulgaria, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Nepal, Filipinas, Sudáfrica, Sri Lanka, Tailandia, Irán, República Dominicana y Ecuador.

En Argentina no existe reglamentación alguna al respecto, lo cual explica que florezcan este tipo de negocios que viven de la estafa.

Si a ello se suma que este tipo de productos y servicios son promocionados por personas del ambiente televisivo, el círculo es perfecto.

En el caso de Nu Skin, la cara visible es la de la periodista del espectáculo Marisa Brel. 

Mientras crecen los señalamientos contra Nu Skin, la ATM mendocina ha empezado a poner la lupa en sus millonarios ingresos, que parecen no condecir con su facturación.

Esa es parte de otra historia, que el Post seguramente contará más adelante.